Menú

Alejandra Rubio: de echarse a llorar en el photocall a cobrar por una entrevista en el 'Deluxe'

La joven de 22 años se estrena este viernes en el Deluxe con su madre, Terelu Campos, como presentadora.

La joven de 22 años se estrena este viernes en el Deluxe con su madre, Terelu Campos, como presentadora.
Alejandra Rubio, antes y después | Instagram/Gtres

Han pasado cuatro años desde que Alejandra Rubio, la única hija de Terelu Campos, fue presentada en sociedad con motivo de su 18 cumpleaños. Su madre organizó una fiesta por todo lo alto en una conocida discoteca de Madrid a la que estaban convocados numerosos medios de comunicación. La expectación era total y todos los periodistas allí presentes querían acercarse a ella, pero la presión fue tal, que la jovencísima Alejandra terminó asustándose ante el huracán de preguntas y flashes y entró al local sin mediar palabra.

"Alejandra es una niña muy buena y tímida y todo esto le va a costar. Cuando yo estaba detrás de las cámaras me decía 'yo quiero ser como tú porque estás detrás'", confesó entonces su tía Carmen Borrego. Entonces la joven quería dedicarse al diseño de moda (luego se supo que comenzó la carrera de Derecho y la abandonó) y que no buscaba fama.

Como su amiga Andrea Janeiro, estudiaría fuera de España alejada del interés que su familia suscita, probablemente en Inglaterra. Su padre, el empresario Alejandro Rubio, no quería ver a su hija en televisión: "No le aconsejaría que lo haga, con todos mis respetos a estos programas de corazón y realities, pero me gustaría que fuera una profesional de lo que ella quiere ser".

Menos de un lustro después de todas aquellas palabras, la vida de Alejandra Rubio nada tiene que ver con lo que se esperaba de ella. La niña tímida con aspiraciones en el mundo de la moda terminó abandonando los estudios un año después de comenzar a aparecer en las revistas y fichó por el canal de vídeos de Mediaset, Mtmad. Alejandra parecía destinada a trabajar en Telecinco y así dio el saltó a la televisión con un papel de colaboradora en el debate de La isla de las tentaciones, un estreno por el que recibió un buen número de críticas, ya que no parecía hecha para la televisión.

Su saber estar ante las cámaras, su actitud en plató e incluso su físico han cambiado mucho en los últimos años. La nieta de María Teresa Campos acude a numerosos photocalls, se comporta como una VIP más en restaurantes y discotecas de moda de Madrid y tiene más de 250.000 seguidores en Instagram, su red social favorita.

Con más ganas de tele y comodidad antes las cámaras, se convirtió en colaboradora fija del ya desaparecido Viva la vida, donde dejó de ser la niña buena y pasó a dinamitar desde dentro a la familia Campos Borrego. Muy sonados han sido los enfrentamientos con su tía Carmen en el último año. Lejos de mostrarse cercanas y cariñosas, el tema de las supuestas filtraciones de información sobre la familia a Kiko Matamoros ha hecho que ambas mostraran su verdadera cara en televisión.

alejandra-rubio-1908.jpg

Con la nueva temporada televisiva a la vuelta de la esquina, lo cierto es que Alejandra Rubio ha perdido su sitio en Telecinco y no parece que haya un futuro claro para ella. Este viernes ocurrirá lo que hace años era impensable: su primera entrevista en el Deluxe con su madre Terelu Campos como presentadora. ¿Hará algún anuncio importante relacionado con su futuro en Telecinco? ¿Abandonará la pequeña pantalla para centrarse en las redes sociales? ¿Conseguirá interesar alguna vez al público sin necesidad de hablar de sus conflictos familiares?

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador