Menú

Marta Riesco pide ayuda a Irene Montero por el acoso de La fábrica de la tele

La reportera de Telecinco exige a la ministra de Igualdad la defienda igual que hizo con Rocío Carrasco

La reportera de Telecinco exige a la ministra de Igualdad la defienda igual que hizo con Rocío Carrasco
Marta Riesco y Germán González | Mediaset

Marta Riesco sigue con su lucha contra La fábrica de la tele tras ser apartada de los directos en su programa Fiesta. El desencuentro que protagonizó la semana pasada en directo con la reportera de Sálvame Cristina Porta, nombrar la operación Deluxe y a Borja Prado no ha hecho más que traerle problemas laborales, por lo que las redes sociales son su altavoz para luchar contra los que la atacan.

En una nueva publicación de Instagram, la periodista ha compartido un clip de Sálvame en el que Jorge Javier Vázquez la insulta y ha vuelto a pedir ayuda, no sin cierta ironía, a Irene Montero. Marta pide que la ministra de Igualdad y defensora de las mujeres que se pronuncie sobre el "acoso" al que está siendo sometida, igual que hizo en 2020 con Rocío Carrasco.

"En el último clip de este reel, el motivo por el cuál pedí ayuda al alto cargo de cadena. Un año después nadie les frena. No sé qué me duele más, si todos esos feministas en plató como Miguel Frigenti diciendo que "esta chica está mal", o Gema López, Adela y Lydia Lozano, también feministas de pro, sin hablar, sin defensa, jaleando este espectáculo dantesco. En la plaza del pueblo siendo apedreada por el presentador estrella. De nuevo él mismo un año después vuelve a provocarme mientras ejerzo mi trabajo. El clip entero os lo dejo aquí porque ha sido borrado. Irene Montero, ¿a lo mío cómo lo llamamos? ¿No merezco yo una defensa?", escribe.

También ha compartido un clip del mismo programa en el que se ve a Germán González, uno de sus reporteros, seguirla por las instalaciones de Mediaset vestido de payaso para burlarse de ella. "Voy a compartir uno de mis momentos más tristes que he vivido en mis 35 años. Este día 5 de abril de 2022, estaba feliz. Mi pareja me había enviado unas flores preciosas al trabajo. Estaba saliendo de lo que era un acoso y derribo constante por parte de La fábrica de la tele", relata.

"Me pedían que aguantara, que callara, que no contestara. Ese día, un redactor vestido de payaso me esperó a la salida de Mediaset mientras todos los trabajadores podían verle y reírse de mi. Y así lo hacían todos. Pasé una vergüenza horrible, vomité en el baño y salí dispuesta a irme a mi casa a llorar. No quería que me viesen llorar en Sálvame. Sabía que mi familia estaba viendo la televisión así que aguanté esa humillación. Cuando llegué a casa el presentador, Jorge Javier pidió a German, el reportero al que todos le reían la gracia, que imitase mi ojo caído. Él se quitó las gafas y lo hizo mientras bailaba twerking en la puerta de mi casa y me gritaba por la ventana".

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro