Menú
Carlos Pérez Gimeno

Un emocionado Manuel Díaz cuenta cómo fue el encuentro con 'el Cordobés'

En más de una ocasión, y sobre todo al principio, la emoción no le permitía seguir hablando.

En más de una ocasión, y sobre todo al principio, la emoción no le permitía seguir hablando.
El Cordobés | Gtres

Manuel Díaz ha hecho las declaraciones más esperadas desde que se hizo público el
encuentro del diestro con su padre. Una comparecencia ante los medios rodeada de
una gran expectación. La fotografía que adornaba el escenario, la misma que ha
subido a las redes sociales en la que se les ve abrazados a ambos, donde ha relatado
los hechos.

En más de una ocasión, y sobre todo al principio, la emoción no le permitía
seguir hablando, y necesitó en varias ocasiones beber un sorbo de agua. Todo han
sido alabanzas hacia su padre, ni un solo reproche. El diestro comenzó explicando
como se enteró que era hijo de Benítez, al conocer la prueba de ADN, en que dejaba
claro que no había la menor duda. "Mi madre también quiere daros las gracias a
través de mí, está tranquila y prefiere mantenerse fuera de todo esto, lo importante es
que está feliz".

manue-diaz-cordobes-reconciliacion-2.jpg

"Mi infancia fue feliz, me crie con mis abuelos, y mi abuela Dolores siempre decía
cuando iba con ella." Este es el hijo de El Cordobés". A los 11 años, viviendo en Jaén,
mi madre me dijo un día , que nos íbamos a Córdoba a buscar a mi padre, y eso se
convirtió en la cruzada de mi vida. Allí después de muchos avatares, conseguí
convertirme en torero.

Con el paso del tiempo , y siempre luchando por conseguir conocer a mi padre, y que
quedara todo bien claro, conocí a mi hermano Julio, porque vivimos cerca, fue mi
hermano Chema quien me dijo que me quería conocer. " Es un tío fantástico, lo que
primero que me dijo, era lo mucho que me parecía a mi padre. Lo veo en ti, los gestos,
y las manos idénticas. Después de eso hubo una parada en mi carrera, al tener que
someterme a una doble operación de cadera. Una vez recuperado vuelvo a la
actividad, y es cuando surge , después de un tiempo, el primer contacto telefónico,
hasta que llegó el primer cara a cara, y fue una reunión intima, con las personas que
quería.

María Ángeles, su pareja, qué como su nombre indica , es un auténtico ángel
en la tierra, y ha hecho posible esto, siempre se lo agradeceré, mi mujer y yo. Los
detalles más íntimos me los guardo. Llegamos a cita, y me tiro del coche y me dice. "
Hijo todo llega, ya estamos aquí". Y en ese momento, hemos nacido los dos. Lo demás
no tiene sentido. Es una persona que te atrapa, es muy especial, te habla a los ojos,
me cautivó. Es un ser excepcional. Yo solo le dije, perdona, si he hecho algo en mi
vida, que no debiera, pero las circunstancias me han obligado. Y él me dijo. Perdóname
tu a mi. Salió de dentro un niño que lo que único que quería era estar en los brazos de
su padre. No paramos de hablar. Él me dijo que sabía todo de mi, al igual que yo de él.
Una de las muchas preguntas que le hice, fue que si podría llamarle papá. " Que me va
importar". Así fue su respuesta.

Yo merecía vivir esto en privado. Al homenaje que le rindieron en Córdoba , y que él quiso que fuera, y así demostrar que estábamos juntos, y cuando me dio el abrazo, fue cuando se organizó el revuelo. Ahí pasaron dos cosas, que no se pueden eclipsar: La felicidad de mi padre y la verdad de mi madre" Así terminó su presentación. Después llegó el turno de preguntas, que el propio Manuel, lo calificó como de reunión con su gente." He recibido muchas felicitaciones no solo de España, también del extranjero. Hasta de Julio Iglesias.

Cuando llegó mi turno, le pregunté si le gustaría que sus padres se vieran, después de
todo lo que ha ocurrido y su respuesta fue muy clara. "Estoy convencido que no habría
ningún problema
. Yo tengo la parte bonita de los dos en ese sentido. Ellos están
tranquilos en sus vidas, el tiempo cura todas heridas, pero conociéndole a él, no te
extrañe que ninguno de los dos tuviesen ningún problema. Sería natural en un
momento dado, son personas muy especiales, y cada uno aporta lo mejor que tengo
yo. Es lo mejor que me ha pasado en la vida, al igual que el nacimiento de mis hijos".

Virginia, su mujer, estuvo acompañándole , no en el escenario, y declinó hacer
cualquier tipo de declaración , tan solo dijo, que ese momento era solo de Manuel. Y a
continuación se marcharon,

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro