Menú

La felicidad de Paloma Rocasolano por la entrada de Leonor en las Fuerzas Armadas

Paloma Rocasolano sonríe como una feliz abuela ante la entrada de Leonor en la Academia Militar de Zaragoza.

Paloma Rocasolano sonríe como una feliz abuela ante la entrada de Leonor en la Academia Militar de Zaragoza.
Paloma Rocasolano, con Sofía y Letizia. | Gtres

Este jueves 17 de agosto es uno de los días más trascendentales en los casi 18 años de vida -los cumplirá el próximo 31 de octubre- de la princesa Leonor. Y es que será hoy cuando ingrese en la Academia General Militar de Zaragoza, comenzando su formación de tres años en las Fuerzas Armadas como Dama Cadete del Ejército de Tierra. Un momento muy especial en el que estará acompañada por los reyes Felipe y Letizia -se prevé que también por su hermana la infanta Sofía, aunque su presencia no está confirmada oficialmente- y que su orgullosa abuela, Paloma Rocasolano, presenciarán desde la distancia con orgullo y discreción.

Al margen de la expectación mediática que rodea al inicio de la carrera militar de la Princesa de Asturias, la madre de la Reina continúa con su día a día y horas antes de la incorporación de Leonor a la Academia de Zaragoza, se ha dejado ver por las calles de Madrid disfrutando de un relajado plan en solitario.

Con un favorecedor bronceado que deja entrever que ya ha estado de vacaciones en algún lugar de playa, Paloma Rocasolano ha visitado una popular librería en el centro de la capital, de donde salió cargada con una bolsa con sus últimas adquisiciones para leer este verano.

Como si de cualquier otra ciudadana de tratase, y logrando pasar inadvertida entre la multitud, la suegra de Felipe VI esperó el autobús para regresar a su domicilio, haciendo uso de un abanico para intentar sofocar el calor durante unos minutos que, a tenor de su gesto serio, se hicieron interminables por las altar temperaturas de la capital.

Siempre a la última, y más juvenil que nunca, escogió para su jornada de compras literarias un vestido por encima de la rodilla de corte camisero, falda de volantes y un vivo estampado tipo geométrico en blanco y azul. Siguiendo los pasos de su hija y de sus nietas Leonor y Sofía, Paloma completó su atuendo con el calzado favorito de las mujeres de la Familia Real cuando suben las temperaturas, unas alpargatas, en su caso planas y en color blanco, y un maxi bolso de piel en azul cielo.

Muy discreta, aunque sin ocultar su orgullo de abuela con una gran sonrisa, la madre de Doña Letizia ha preferido no hacer ninguna declaración sobre el ingreso de la Princesa de Asturias en la Academia Miliar de Zaragoza, dejando en el aire si está feliz por su nieta en esta nueva etapa que está a punto de iniciar.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro