Menú

Los meses que Fran y Cayetano Rivera llevan enfrentados y sin hablarse

De carácter distinto, Fran y Cayetano habían mantenido por encima de todo una unión a prueba de inesperadas divergencias y contratiempos.

De carácter distinto, Fran y Cayetano habían mantenido por encima de todo una unión a prueba de inesperadas divergencias y contratiempos.
Fran y Cayetano Rivera. | Cordon Press

Los hijos de "Paquirri" y Carmen Ordóñez, Francisco y Cayetano, han vivido el drama familiar de perder tempranamente a su padre, víctima de "Avispado", el toro que lo corneó mortalmente hace treinta y nueve años, y luego el desgraciado final de su madre, encontrada por su asistenta muerta en la ducha, tras consumir según la autopsia un combinado de sustancias. En una profesión como la ejercida por ambos hermanos, jugándose la vida ante los toros, reconozcamos que son personajes fuera de lo común, con los antecedentes mencionados. De carácter distinto, han mantenido siempre por encima de todo una unión a prueba de inesperadas divergencias y contratiempos. Francisco Rivera es más visceral; Cayetano Rivera, introvertido. No se sabe por qué llevan meses sin hablarse. Circula una versión que no nos merece total credibilidad como causa de ese distanciamiento. Dícese en círculos taurinos que Cayetano está molesto porque Francisco, empresario y dueño de la plaza de toros de Ronda, no lo haya tenido en cuenta para contratarlo en el último festejo anual que sucede en ese viejo e histórico coso a principios del mes de septiembre. Sospechamos que existen otras razones que la pareja no ha querido desvelar. Desde luego hay otro motivo que ha molestado mucho al menor de los hermanos. Y es que el primogénito, Francisco, se despachó recientemente con unas declaraciones en las que vino a decir que Cayetano era muy buen torero, pero muy torpe, consecuencia de lo cuál ha sufrido demasiados percances. Enfadado, Cayetano le replicó así: "Torpe, no soy. Ocurre que los toros cogen y hacen daño".

Francisco Rivera Ordóñez cumplirá cincuenta años el próximo 3 de enero. Madrileño de nacimiento, pero sintiéndose "muy andaluz" por sus ancestros. La alternativa como matador la recibió en 1995 en la Maestranza sevillana. Despertó como novillero mucha expectación. Personaje habitual en la prensa rosa, llevó a muchas mujeres allá donde torease. Torero mediático, como dicen, por la popularidad que le ha acompañado siempre. No así en el transcurso de los años en cuanto a la calidad de su toreo, puesta en entredicho por los más ortodoxos aficionados y críticos. No obstante sumó hasta su definitiva retirada un buen número de festejos, que respondían a esa notoriedad adquirida, produciéndole una considerable repercusión económica; de los toreros que más dinero ha ganado en el último cuarto de siglo. Ha sabido invertirlo en negocios de chatarrería, aparcamientos en Sevilla, ganadería, puestos en un mercado de Triana, unas bodegas, la finca "El Trébol" de su propiedad… Por si fuera poco, su paso como colaborador por el programa de televisión Espejo público, entre 2017 y 2022, aumentó todavía más esa fama que disfruta desde hace tres decenios.

Desde luego la que le acompaña como seductor con las mujeres ha sido constante en su vida, hasta que su matrimonio con Lourdes Beatriz Montes-Parejo le hizo cambiar de costumbres, abandonando sus habituales conquistas del pasado. Con esta bella abogada contrajo sus segundas nupcias en 2013. Desde el primer día que se fijó en ella no paró hasta convertirla en su novia. Le había dicho a un amigo que estaba con él en una fiesta, dirigiendo su mirada hacia ella: "Con esa mujer pienso casarme". Y llevó a cabo felizmente sus propósitos, siendo padres de Carmen y de Francisco. Atrás quedó su biografía sentimental, emparejado con Carla Goyanes, Blanca Martínez de Irujo, Anne Igartiburu, Lolita, la miss Elisabeth Reyes, la bailarina Cecilia Gómez, la cantante Rebeca, y entre todas ellas una mujer que lo deslumbró: Eugenia Martínez de Irujo, con quien se desposó en 1998, divorciándose en 2002. Su suegra, la Duquesa de Alba, que mucho quería a Francisco, quedó tremendamente decepcionada al producirse la ruptura de su hija menor y el torero. ¿Causas de aquel abrupto final? A María Eugenia le llegaban rumores de que en las temporadas hispanoamericanas del diestro, éste no dejaba de producir demasiada admiración entre las bellezas de aquellas tierras. De los celos, la duquesa de Montoro pasó a la acción, diciéndose adiós, con gran dolor por ambas partes, que no obstante siguieron comunicados para estar al tanto de su hija Tana. Y es que hay que convenir que Fran, como era llamado en la intimidad, ha despertado en las mujeres una irrefrenable atracción. Tan guapo para su desaparecida madre que lo comparó con Tom Cruise.

fran-rivera-lourdes-montes-2309.jpg
Con Lourdes Montes | Archivo

En cuanto a Cayetano Rivera, celebrará su cuarenta y siete cumpleaños el próximo 13 de enero. También madrileño. No tuvo de adolescente deseos visibles de que pudiera ser también torero como sus abuelos, su padre, su hermano y un primo también. Aficionado, sí, pero no práctico. Si Francisco dejó los libros a los quince años para dedicarse en cuerpo y alma a su pasión taurina, Cayetano accedió a lo que dispuso Carmen Ordóñez, su madre: estudió en un colegio suizo, aprendió francés e inglés, cursó más tarde Ciencias Empresariales y en Los Ángeles, Comunicación y Producción Cinematográfica. No estaba muy claro a qué quería dedicarse: posiblemente al cine, en su faceta técnica. El caso es que mientras deshojaba su porvenir, sin ingresos por ninguna parte salvo algunos contratos publicitarios como modelo, Cayetano se enamoró de una asturiana, llamada Blanca Romero, quien tenía una hija de su relación anterior, Lucía Romero Ezama (llevaba los apellidos de la madre). Cayetano y Blanca se casaron. Carmen Ordóñez le advirtió antes del enlace que lo pensara muy bien. Cayetano no le hizo caso, celebró la boda y de acuerdo con su esposa accedió a adoptar a Lucía legalmente como hija. Tres años después, se separaron. Es probable que la situación profesional de Cayetano influyera en la ruptura: no ganaba dinero, no disponía de recursos económicos de ninguna clase, ahorros suficientes para mantener un hogar. Blanca Romero sí percibía emolumentos por su condición de modelo de pasarela y publicitaria.

Y entonces, solo, separado, a Cayetano se le encendió una luz en su cabeza: ¿por qué no ser torero? Con sus apellidos (Rivera Ordóñez), su presencia y las ganas que tenía de salir adelante cuando no tenía un duro, se puso a entrenar en tientas. Lo ayudó quien iba a ser su maestro en los ruedos, tío suyo, un matador de toros de prestigio: Curro Vázquez. Cayetano contaba entonces veintiséis años. Demasiado para emprender una carrera tan complicada. Pero, se hizo el milagro y el 9 de septiembre de 2006 su hermano Francisco le dio la alternativa en la plaza de Ronda. Todo un acontecimiento. Ambos acudieron al coso montados en calesa entre la admiración de cuantos lo llenaron.

Cayetano suscitó no pocas ilusiones entre los aficionados. Curro Vázquez ya decimos que le enseñó cuanto pudo. Y el alumno fue aplicado hasta que llegó a una meta que ya no pudo superar. Destellos de arte, desde luego valor (que nunca le faltó a Francisco), y los suficientes conocimientos técnicos, sin llegar a una suficiente profundidad en su estilo. A pesar de todo, Cayetano Rivera es un torero honrado, que ha conseguido con su gran sacrificio alcanzar un puesto cimero en la fiesta brava. Ha tenido demasiados percances. Se retiró por un tiempo. Y en la finiquitada temporada, a la fuerza, tuvo que prescindir de los contratos que tenía, por culpa nuevamente de su mala suerte, o su impericia en la plaza. Tan solo en la temporada que acaba de finalizar hizo el paseíllo en sólo dieciocho tardes.

Si en los toros ganó lo suficiente para encauzar económicamente su vida, le ayudó en sus finanzas el hecho de ser requerido como modelo de Giorgio Armani en 2007, quien diseñó por cierto para él un traje goyesco, que estrenó en 2022 naturalmente en la plaza rondeña. También aceptó otra clase de anuncios para una importante marca de relojes y otra de perfumes. Con sus considerables ingresos pudo embarcarse en negocios inmobiliarios y de otras clases. En quince años dio un vuelco a su vida. En dos sentidos, el laboral y el sentimental. Porque si como matador de toros ha ganado como una primera figura, aun sin convencer a la crítica más exigente, sin faltarle como a su hermano mucho público femenino en sus corridas, en el terreno amoroso superó el fracaso de su primer matrimonio. No siendo tan ligón como Francisco, no le faltaron mujeres a su lado, admiradoras de su rostro moreno y sus bonitos ojos, y lo guapo que estaba vestido de luces. Llegó a su vida una conocida modelo, Eva González, con quien se desposó en una ceremonia en Mairena del Alcor en 2015. Fueron padres tres años después de un varón, bautizado con el nombre del padre. La pareja atravesó después algunos periodos de inestabilidad; separaciones cortas que terminaban en reconciliación. Menos la última, acaecida antes de este finiquitado y ardoroso verano. Y se dijeron adiós ya sin contemplaciones ni arreglos ni componendas.

cayetano-rivera-eva-gonzalez0211.jpg
Con Eva González | Archivo

Ese devenir faldero de Cayetano Rivera no siempre le ha proporcionado felicidad: también disgustos, por culpa de ciertos medios que no respetaron su intimidad. Reaccionó demandando a la productora de televisión Mediaset. El juez que entendió el caso dictó sentencia en febrero de 2022, entendiendo que en los programas "Sálvame", "Socialité" y "Viva la vida" se había agraviado al demandante por intromisión en su honor, obligando a la parte contraria a indemnizarlo con 309.000 euros.

Cayetano, que no sabe estar solo, encontró hace pocos meses a una bella portuguesa, presentadora en la televisión lusa, de nombre María Cerqueira, en tanto Eva González, sin reanudar su vida sentimental, se centró presentando en Antena 3 el programa musical La Voz. No hay vuelta de hoja entre ellos. Y no da la impresión de que Cayetano quisiera darle celos con su romance portugués. Está "colado" por ella. Hay rumores de que María Cerqueira no quiere casarse, para no tropezar en la misma piedra; o en dos, pues esas fueron sus anteriores relaciones con el piloto Gonzalo Gomes y el empresario Antonio Miguel Cardoso, con hijos de por medio. Se rumorea que Cayetano quiere casarse con María, y ella le ha respondido que nones, escarmentada insistimos por los fracasos apuntados. Por el momento, siguen juntos. Cayetano no deja de entrenar por si la próxima temporada, allá por febrero y marzo, vuelve a vestirse de luces. ¿Habrá para entonces hecho las paces, fumando "la pipa de la paz" con su hermano Francisco?

Temas

En Chic

    0
    comentarios