Menú

María Galiana y el final de 'Cuéntame': "Solo estuve enamorada de mi marido durante 44 años"

María Galiana es una de las protagonistas de Cuéntame, la longeva serie de TVE.

María Galiana es una de las protagonistas de Cuéntame, la longeva serie de TVE.
María Galiana | Cordon Press

Este miércoles,, 29 de noviembre acaba Cuéntame, serie longeva de Televisión Española, cuyo primer capítulo fue emitido el 13 de septiembre de 2001. María Galiana intervino allí desde entonces en el papel de Herminia, la abuela de la familia. Después de veintidós años interpretando ese personaje, la actriz manifiesta estar ya muy cansada, pues no ya tanto por el esfuerzo físico, a su edad, ahora de ochenta y ocho años; más bien por interpretar a una anciana, semana tras semana. Le hubiera gustado hacer otros papeles, cuando ya es consciente de que ya es tarde para eso. Ha tenido una vida rica en experiencias profesionales. En lo íntimo, estuvo casada durante cuarenta y cuatro años, madre de cuatro hijos, luego abuela.

María Magdalena Galiana Medina nació en Sevilla en 1935. Su padre trabajaba en la compañía Campsa, su madre era taquimecanógrafa. Siempre, desde niña, quiso ser actriz. Intervino en funciones de aficionados, en seriales radiofónicos, pero acabó estudiando Filosofía y Letras. Con la carrera, como profesora, de Historia e Historia del Arte, que ejerció hasta jubilarse en el año 2000. Mucho antes, desde 1984, ya debutó ante las cámaras, con una película que pasó inadvertida para la gente, Made in Japan, en cuyo reparto estaban los entonces llamados Morancos de Triana. A día de hoy su filmografía abarca treinta y cinco títulos, entre los que destaca Solas, de Benito Zambrano, de 1999, que le supuso obtener un Goya. Más tarde serían ocho las obras de teatro en las que tomó parte, ya como profesional y en diez series de televisión. Cuéntame le ha proporcionado una extraordinaria popularidad a lo largo de infinidad de capítulos, durante veintidós años. Ha dejado la impronta de su gran talento, la facultad de interpretar su papel con absoluta naturalidad. "No quería aparecer como más inculta, pero tampoco demasiado culta".

maria-galiana-esradio-1.jpg
María Galiana en una visita a esRadio | Archivo

Contaba que se casó con el quinto novio que tuvo, Rafael González Sandino, el año 1961. Trabajó él en Madrid en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. María fue madre de cuatro retoños, de los que uno murió, lactante, en 1962. Fue una época difícil, con necesidades económicas, y ella se quejaba de no haber atendido como debiera a sus hijos, porque tenía que ocuparse muchas horas en dar clase, en tiempos donde no existían los permisos por maternidad. No hubo para María ningún otro hombre nada más que su marido, al único que quiso en esta vida, del que enviudó en 2008, ya siendo muy conocida. "Sólo estuve enamorada de él".

Lo que sorprende es que siendo la televisión el medio que la ha convertido en una mujer muy querida, admirada en toda España, dijera hace tiempo que la odiaba a muerte. La han llamado "Abuela de España", algo que no le gusta. En el fondo, se siente de otra manera, muy activa, como si en su interior latiera esa otra imaginada juventud perenne que es la que lleva a mujeres como ella a no rendirse ante las adversidades de la vida, a no soñar vanas ilusiones, pero sí a sentirse útil, comunicativa con todo el mundo, sin vanidades, exenta de fatuidad. ¡Maravillosa María Galiana!

Últimamente, ya con la serie en descenso, tanto María Galiana como otros compañeros de reparto, criticaron a los guionistas por no hacerles siempre caso acerca de ciertos cambios en los textos que debían interpretar. Unas veces, éstos cedieron. A María Galiana, entre otras cosas, le fastidiaba que su personaje, Herminia, quedara como una anciana, cuando su edad era otra, contando con la que empezó la serie. Pensamos que la muy querida y admirada actriz sevillana, al concluir las emisiones de Cuéntame, se lleva una sensación agridulce, aunque no lo diga del todo abiertamente. Pero conquistó a la audiencia que, algunas veces, se acercó a los tres millones de telespectadores. El final, ya es sabido: Herminia, muere en Sagrillas, el supuesto – e inexistente – pueblo manchego, cercano a Tobarra (de donde es originario el jefe de los guionistas de la serie). No obstante, este personaje quedará en la memoria de muchos españoles. Lo que por ahora es una incógnita el futuro que le espera a María Galiana quien, de momento no ha dicho nada acerca de si se retira o no. Creemos que seguirá, o en otras series o en teatro.

Temas

En Chic

    0
    comentarios