Menú
CRÓNICA ROSA

Las palabras de Juan Ortega que anticipaban la "espantada" de su boda con Carmen Otte Alba

La crónica rosa se explayó sobre la fallida boda de Juan Ortega y Carmen Otte Alba.

La crónica rosa se explayó sobre la fallida boda de Juan Ortega y Carmen Otte Alba.
Carmen Otte Alba y Juan Ortega. | Telecinco

La crónica rosa de Es la mañana de Federico contó con Isabel González, Beatriz Cortázar y Carlos Pérez Gimeno para abordar todos los temas de la actualidad social del momento. Centrada, entre otros temas, la "espantada" del torero Juan Ortega el mismo día de su boda con la cardióloga Carmen Otte Alba.

Tal y como contó la subdirectora de Es la mañana de Federico, Isabel González, un amigo y allegado de Juan Ortega "hace dos viernes le pregunta si se veían en dos semanas, y él dijo: a ver si voy a hacer como el maestro, refiriéndose a lo que Curro Romero hizo con Carmen Tello".

Ya se había reportado anteriormente que el torero tenía "dudas" sobre el enlace que iba a tener lugar en Jerez de la Frontera. Según González, "me cuentan que, aparte de muy religioso, Ortega tiene muchos valores y principios firmes. Está dedicado a cierto tipo de toreo muy clásico", por lo que quizá la misma conducta la ha manifestado en su vida personal a la hora de "dar un paso que luego sea irreversible" para él.

La periodista Beatriz Cortázar, no obstante, considera que "aquí se nos escapa algo y nos falta información", sopesando que "ha tenido diez años de noviazgo para pensarlo". Federico Jiménez Losantos, por su parte, se pregunta por la existencia de "terceras personas" por alguno de los dos lados. "Estas historias al final se saben", señala el director de Es la mañana de Federico.

"Aquí ha pasado algo, No me creo que haya sido una iluminación, puede que le haya pasado algo a él o a la pareja y él se haya enterado en el ultimo momento", señala Cortázar, que aseguró también en esRadio que Ortega "llevaba veinte días y había tenido alguna reunión con el sacerdote, me dicen. Y que el propio sacerdote ante la duda le decía que los nervios eran normales".

En Chic

    0
    comentarios