Menú

Cronología de una fuga: así se fraguó la espantada de Juan Ortega el día de su boda

El torero dejó a su pareja apenas media hora antes del comienzo de la ceremonia.

El torero dejó a su pareja apenas media hora antes del comienzo de la ceremonia.
Juan Ortega | Gtres

El torero Juan Ortega se ha convertido en el personaje de la semana tras protagonizar una sonada espantada el día de su boda apenas media antes de la ceremonia que iba a tener lugar este sábado en Jerez de la Frontera. Así lo confirmaron varios invitados, quienes ya se encontraban a las puertas de la iglesia esperando la llegada de los novios. Un duro golpe para la novia, la joven cardióloga Carmen Otte Alba, que mantenía una relación con el diestro desde hace diez años.

Hasta ahora sabíamos que antes de partir al templo, Juan Ortega cogió su teléfono y llamó a su novia para comunicarle su decisión. Sin embargo esta no habría sido su primera reacción, pues antes marcó el número de otra persona que le animó a no formalizar su matrimonio: el cura que iba a oficializar la ceremonia.

Juan Ortega es una persona muy religiosa, por este motivo, se puso en contacto con el sacerdote y le hizo saber las dudas que tenía respecto a su matrimonio. Este le aconsejó que no se casase e inmediatamente el torero llamó a Carmen y a sus padres para comunicarles su decisión. En ese momento, la novia ya estaba vestida, peinada y maquillada, esperando el momento de subirse en el vehículo que la iba a llevar a la iglesia.

Luego, tal y como desveló Libertad digital en exclusiva, cogió su coche, cargó sus pertenencias (incluido el traje de novio) y puso rumbo a Sevilla, a la casa que comparte con la que iba convertirse en su mujer.

El programa TardeAR ha ofrecido nuevos datos sobre cómo está viviendo la familia este desagradable incidente, asegurando que Juan Ortega está desaparecido y no quiere hablar con nadie. No coge el teléfono y no quiere dar explicaciones sobre su decisión. Por su parte, Carmen Otte Alba está destrozada y no entiende que el torero esperase hasta última hora para cancelar la boda.

Fue el padre de la novia, y padrino del enlace, el que tuvo que comunicar a los invitados, que ya se agolpaban a las puertas de la iglesia de Jerez, que los novios no iban a llegar. La familia de la novia no comprende la situación, pues consideraban a Juan Ortega un hombre íntegro e incapaz de hacer algo semejante.

Cabe recordar que apenas 24 horas antes, Juan y Carmen celebraban una preboda por todo lo alto rodeados de todos los suyos y donde, tal y como se puedo ver en redes sociales, los novios se mostraron cariñosos y felices con el paso que iban a dar. Se sabe que después de la fiesta, el novio acompañó a Carmen hasta su hotel, donde se despidieron emocionados y enamorados.

Aunque las primeras informaciones apuntaban a que el diestro podría haber sido infiel a Carmen esa misma noche, este dato ha sido desmentido por la prima del novio: "No tengo ni idea porque a la novia no la conocía mucho. Sé que por parte de mi primo ni de coña. Es una persona súper formal".

En Chic

    0
    comentarios