Menú

Gisela da su diagnóstico tras ser hospitalizada de urgencia: "Pude morirme yo o el bebé"

Gisela ha pasado por el hospital. La razón podía haber puesto en riesgo su vida y la de su bebé.

Gisela ha pasado por el hospital. La razón podía haber puesto en riesgo su vida y la de su bebé.
Gisela | Cordon Press

La cantante Gisela ha pasado una de las peores experiencias de su vida. La intérprete está embarazada de cinco meses pero ha tenido que pasar por el hospital tras sufrir un grave cólico nefrítico que ha puesto en severas dificultades el proceso.

Durante su ingreso hospitalario Gisela ha ido compartiendo las últimas noticias sobre su estado de salud por redes sociales ante la preocupación de sus seguidores y la suya propia. El cólico nefrítico se produjo debido a una piedra que se generó en el riñón y que, en su caso, no se desprendía, lo que podía ocasionar una infección peligrosa.

Respecto a sus compromisos profesionales, Gisela afirma que, aunque tomará la semana como descanso, espera retomar sus actividades poco a poco. "Puedo cantar, puedo subirme a un escenario, pero todo esto va a ser día a día", explica, reconociendo que esta situación es nueva y desconoce cómo reaccionará su cuerpo.

A la salida del hospital, el equipo de Europa Press ha podido hablar con ella, que iba acompañada de su pareja, José Ángel Ortega: "Han sido unos días muy duros y muy intensos física y emocionalmente, sobre todo por el miedo de lo que le pudiera pasar al bollito, como yo digo".

Sobre la razón de su estancia en el hospital en tan delicados momentos, aseguró que "una infección en el riñón es muy peligrosa a nivel vital, puedo morirme yo, el bebé y ser un cuadro muy fatal, lo que se quería evitar era eso".

Gisela ha detallado la solución médica adoptada: "En principio, lo que me han hecho tiene que aguantar hasta el final del embarazo e iremos viendo día a día". La artista ha compartido que el dolor que experimentó fue incontrolable y describió el cólico como "un dolor tan agudo que pierdes casi el conocimiento": "Entras en shock, convulsionas, es un dolor inhumano y lo que te digo, no me podían poner la medicación que normalmente se pone a este tipo de cuadros porque estoy embarazada, entonces el dolor era bastante más incontrolable. He pasado tres días que que no se los deseo a nadie".

La cantante, ahora en el quinto mes de embarazo, señala que está entrando en una fase en la que el bebé tiene más posibilidades de ser viable. Aunque ha pasado por momentos difíciles, Gisela agradece el apoyo de su pareja y de su familia durante este periodo: "Tengo a mi chico, tengo a mis perros, tengo a mi familia, pero sí, él es el que está ahí conmigo mano a mano. Hombre, es que al final el equipo es este, ¿no? Es el que tiene que ser".

En Chic

    0
    comentarios