Menú

La situación se complica para Carmen Otte y Juan Ortega: así han despistado a todos

Los medios están dedicando todos sus recursos a tratar de encontrar a Juan Ortega y Carmen Otte.

Los medios están dedicando todos sus recursos a tratar de encontrar a Juan Ortega y Carmen Otte.
Carmen Otte y Juan Ortega | Archivo

Las causas de la "espantada" de Juan Ortega apenas media hora antes de su boda con Carmen Otte se van aclarando. Parece ser que una última discusión con su suegro, cabeza de una familia muy tradicional que le reprochó estar demasiado pendiente de su carrera y no de su hija, acabó de encender la mecha de la presente situación.

Tal y como se contó en el programa TardeAR, Carmen Otte ha permanecido refugiada en algún lugar que no es en su piso de Sevilla -donde vivía con el torero- tras la espantada de quien iba a convertirse en su marido.

Ella, como el propio Juan Ortega, no ha dado ninguna declaración ni se ha dejado ver ante las cámaras d Elos reporteros, pero ha habido trasiego de algunos familiares entrando y saliendo de esas dependencias.

"Vinieron a recoger sus cosas del piso", dijo la reportera Leticia Requejo, dando a entender que Carmen Otte no piensa volver y poniendo en duda esa posible reconciliación que apuntaban algunas fuentes.

De hecho, Juan Ortega habría querido comunicarse con ella, pero Carmen "ahora mismo, no quiere contestar al que iba a ser su marido". Kike Calleja desveló que podía encontrarse fuera de España con amigas realizando el viaje que tenía planeado con el que se iba a convertir en su marido... pero periodista Beatriz Cortazar aseguró que está destrozada y apenas puede salir de su habitación.

Ortega, en efecto, no estaba de acuerdo con la voluntad de sus suegros. No estaba contento con la boda que éstos habían planificado. Su paradero, como el de Carmen, sigue siendo un enigma.

Según Europa Press, Ortega no está ni en Sevilla -donde residía con Carmen Otte- ni en Guadalajara. Eso sí, todas las informaciones que se han vertido apuntan a que se encuentra con sus dos padres, refugiándose de este momento tan complicado en el que su nombre resuena por todos los medios de comunicación y no precisamente por hablar de su carrera como torero.

Lo que está claro es que en Checa, el pueblo de Guadalajara donde se ha especulado que se encuentra el diestro, no está. Un equipo de Europa Press se ha desplazado hasta el domicilio que pertenece a la familia de Juan Ortega y todo permanece cerrado, sin vida.

De esta manera, el torero debe de haberse refugiado en otro sitio, con sus seres queridos, para no ser visto en estas semanas en las que no se ha dejado de hablar de él y de su decisión de no casarse finalmente con la que iba a ser su mujer.

En Chic

    0
    comentarios