Menú

Sigue la preocupación por Kate Middleton: "Hay cosas que no podemos contar todavía"

Kate Middleton sigue evolucionando, pero las cosas van peor y más despacio de lo que espera Buckingham.

Kate Middleton sigue evolucionando, pero las cosas van peor y más despacio de lo que espera Buckingham.
La duquesa de Cambridge ríe junto a una orquídea | Efe

Las pasadas navidades, el ingreso hospitalario casi simultáneo del rey Carlos III y la esposa del heredero, Kate Middleton, generaron todo tipo de rumores y angustiosos titulares en la prensa mundial. El diagnóstico oficial de Carlos III ya se conoce, pero no es así en el caso de la esposa de Guillermo, todavía convaleciente.

Es por ello que las sospechas siguen su curso, y así lo ha contado la periodista Concha Calleja en Fiesta. "Hay cosas que no las podemos contar todavía", ha asegurado, aclarando que pese a que el estado de Kate "evoluciona", el resultado "no es todo lo favorable que la Casa Real británica querría que fuera".

Es por ello que en el seno de Buckingham siguen ocurriendo cosas. "Ha habido un movimiento de la Casa Real inglesa que no se entiende. Por un lado filtran que Kate ha contratado a un secretario particular, para dar a entender que está en casa haciendo cosas, pero, por otro lado, no vemos una imagen. Hasta que no la veamos, las especulaciones no van a parar", dijo por su parte Aurelio Manzano.

Mientras, Carlos III prosigue con bien dosificadas apariciones tras el diagnóstico. El rey británico agradeció el sábado en un vídeo los miles de cartas, tarjetas y mensajes enviados por ciudadanos de todo el mundo después de que informase de su diagnóstico de cáncer el pasado 5 de febrero.

Desde que recibió su diagnóstico tras haberse sometido a una intervención ordinaria para tratar un agrandamiento de la próstata, Carlos III ha permanecido en su residencia campestre de Sandringham (este de Inglaterra), y solo se desplaza a Londres cada vez que le toca someterse a su tratamiento.

La casa real informó de que se habían suspendido de forma indefinida las actividades públicas del soberano, aunque este continuará despachando su trabajo de oficina y sus reuniones semanales con el jefe del Gobierno.

Temas

En Chic

    0
    comentarios