Menú

Podemos, ¿cuesta arriba o cuesta abajo?

¿Ha comenzado la decadencia de Podemos? ¿Están frescos aún como lechugas de cultivo orgánico?

40

A Podemos, el partido de las almas cándidas y las vírgenes vestales, le despuntan ya los primeros corrutos... Y eso que todavía no mandan ni en su comunidad de vecinos.

(Jesús, Jesús... Qué va a ser esto... ¡Adónde iremos a parar!).

Lo cierto es que, a los partidos de siempre, los enanos les han crecido tanto que empiezan a fichar por la NBA.

La situación es confusa, difusa y chiripitifláutica.

¿Ha comenzado la decadencia de Podemos? ¿Están frescos aún como lechugas de cultivo orgánico? Nuestros poetas –no se lo van ustedes a creer– no se ponen de acuerdo sobre el asunto.

Participen y opinen, queridos lectores, porque su opinión es la única que cuenta.

CUESTA ARRIBA
por Monsieur de Sans-Foy

La España de las gentes timoratas,
tan harta de los golfos del Congreso,
encumbra a visionarios papanatas
con dogmas de primero de la ESO.

España, la que lleva a cuatro patas
más años que Falete siendo obeso,
disfruta con sandeces y bravatas...
y el pollo que las dice, gana peso.

Después de los del puño con la rosa
y el clan de la derecha vergonzosa,
la izquierda ciclogénica explosiva.

Ya saben: lo del agua y lo del ajo...
que España va de culo y cuesta abajo
y el tongo de Podemos, cuesta arriba.

CUESTA ABAJO
por Fray Josepho

Los chicos de Podemos, tan puros que meaban
colonia (pero de esa de oferta en Carrefour),
empiezan a ser víctimas de lo que criticaban,
por una corruptela que les surgió en el Sur.

El joven caraniño, redicho y figurilla,
azote de la Casta (les hablo de Errejón),
pillaba una soldada por toda la patilla
en Málaga la bella. Menudo campeón.

Se lo buscó un amigo, colega de Podemos.
Mil ochocientos leuros (y pico) cada mes.
Así son estos chicos, utópicos y extremos:
primero, los enchufes. La rebelión, después.

Tal vez era un ensayo para la Renta Básica:
cobrar sin dar ni clavo, como hacen los demás.
Y si te pescan, nada, pues la doctrina clásica:
poner cara de mártir y darle al y tú más.

La flor de la pureza se fue para el carajo:
ya trincan como trinca cualquier chisgarabís.
Comienzan en Podemos la triste cuesta abajo.
Y ahora sus meadas apestan solo a pis.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios