Menú

Salvemos a Chaves y a Griñán

Nuestros poetas, que tienen su corazoncito, han salido valedores de tan altos mojones de la cosa autonómica y piden aunque sea un poquito de caridad cristiana.

6

Toneladas de oprobio, hectolitros de ignominia amenazan con sepultar a los expresidentes de la Junta de Andalucía, sin el menor respeto por la presunción de inocencia.

Nuestros poetas, que tienen su corazoncito, han salido valedores de tan altos mojones de la cosa autonómica y piden aunque sea un poquito de caridad cristiana, que estamos en Cuaresma.

Sépanlo la juez Alaya, el Supremo y la Caverna Mediática en general.

ORA PRO CHAVES
por Monsieur de Sans-Foy

Tú perdónale, mujer...
No te vas a indisponer
por alguna tontería...
¿Gobernó en Andalucía?
Diecinueve años, na más...
No llegó a veinte, siquiera,
de gestión seria y austera.
No sé yo, los de detrás...
pero ¿Chaves? ¡Es un santo!
¡Cuánto ha dado el hombre, cuánto,
en minoyes de pesetas!
De unas arcas bien repletas,
no dejó ni para pipas.
¡Cómo untaban el parné...!
¡No les rugen ya las tripas
a las tropas de UGT!
(Por no hablar de Comisiones,
que ensanchó los pantalones...).

Un fulano con valores:
En Cuaresma, la vigilia...
¡Y ese amor por la familia!
Hizo de ellos directores,
funcionarios, empresarios
y también intermediarios
de negocios lucrativos...
¡Todos sus parientes vivos
han triunfado en esta vida!
Y su niña más querida
es lo mismo que un imán:
Allí donde está metida,
subvención apetecida,
en seguida se la dan.

Anda, Alaya... deja a Chaves,
tan disléxico y tan calvo.
Deja que se ponga a salvo,
que tendrás casos más graves.

GRIÑÁN NO HA SIDO
por Fray Josepho

Griñán es hombre digno, limpio y probo,
salvo (tal vez) por permitir el robo.

El robo, claro está, que es un asunto
(cual jamón portugués) solo presunto.

Que nadie eche las culpas a Griñán,
más bueno que el aceite con el pan.

Quizá sus subalternos en la Unta
hicieron la rapiña (que es presunta).

De tanto trabajar para el progreso,
no se enteró (presuntamente) de eso.

Quizá, por ser tan bueno e inocente,
la pasta se esfumó (presuntamente).

Tenía tanto lío y ajetreo,
que no le echaba cuentas al saqueo.

Saqueo que es presunto, solamente.
Igual que nuestro pobre expresidente.

Robaban a mansalva los millones.
Pero eso, claro está, son presunciones.

No descarto que el robo (es mi sospecha)
sea un invento más de la derecha.

Un invento forjado con afán
de mancillar al bueno de Griñán.

¿Qué está imputado? Sí. Tal vez. Lo admito.
Pero lo han imputado muy poquito.

Es un imputadín. Imputadete.
Imputadillo casi de juguete.

¿Qué quieren de este hombre? ¿Qué dimita?
¿Por una imputación tan chiquitita?

Siga a este par en Twitter: @FrayJosepho, @MonsieurSansFoy.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios