Menú

Hora sin cámaras entre Sema y Julián Contreras

"Tengo ganas de comerle toda la boca aunque me lleve una torta", decía el amigo de Chabelita poco antes del encuentro.

Hora sin cámaras entre Sema y Julián Contreras
Sema y Julián Contreras | Imagen de televisión

Gran Hermano Vip regaló una hora sin cámaras, para suerte de Sema que la pedía con ansias desde hacía tiempo y la cual consiguió gracias a solicitarla en una de las apps de la prueba semanal. Muchos de los concursantes querían usar esa hora con otro compañero de la casa, como en el caso de Charlotte que desveló que "quería esa hora sin cámaras porque está aburrida y necesita un besito, un abrazo o algo".

La rubia explosiva lo tenía claro: quería aprovechar ese tiempo con Carlos Lozano, quien no se negó en ningún momento, para que le diera "un besito o un abrazo" porque está falta de cariño. Al final, quien sí que se atrevió a pedirla fue Sema, que solo quería pasar un rato a solas con su gran amor, Julián Contreras.

"Me encantaría pedir una cita sin cámaras con Julián", dijo desde el principio el joven en el confesionario, y añadió que "no ha tenido una pareja, no ha tenido a nadie que le diga que le quiere". También confesó que "tenía ganas de comerle toda la boca a Julián aunque se lleve una torta". En el fondo sabía que no iba a pasar nada entre ellos, pero no quería perder la esperanza porque a él le gusta mucho el hijo pequeño de Carmina Ordóñez.

"Quiero sentir su cariño con tranquilidad y que me abrace sin que nada ni nadie lo pueda juzgar. El amor es una mi***a", contó. No obstante, durante esa hora solo hablaron y disfrutaron de un rato de la compañía mutua, es decir, lo que todos se imaginaban que iba a pasar.

Temas

0
comentarios