Menú

Nuevo show de Alba Carrillo con un churro y el camarero de 'First Dates' en 'Hable con ellas'

La modelo, en pleno divorcio de Feliciano López, tonteó en Hable con ellas con el camarero de First Dates. 

0
La modelo, en pleno divorcio de Feliciano López, tonteó en Hable con ellas con el camarero de First Dates. 
Alba Carrillo en Hable con ellas | Mediaset

Alba Carrillo, que la semana pasada recogió las peores críticas posibles tras perder los nervios con Olvido Hormigos en el plató de Hable con ellas, ha vuelto a acaparar todo el protagonismo en la nueva edición del programa, en la que ejerció de "partenaire" en una falsa cita con el atractivo camarero de First Dates.

El programa, un "date-show" de Cuatro conducido por Carlos Sobera en el que se sigue la cena de varias parejas que se conocen en ese instante, ha encontrado en Matías Roure uno de sus inesperados protagonistas. El camarero que sirve los cócteles a los participantes antes de la cena ha llamado la atención de los espectadores por su profesionalidad pero también atractiva apariencia física, cosa que demostró en la primera edición de Hable con ellas emitida en lunes.

La tarea de entrevistar al camarero de First Dates recayó en una Alba visiblemente nerviosa. Él se ofreció a tranquilizar a Carrillo, que el domingo cumplió 30 años en medio de un sonado divorcio con Feliciano López, y le preguntó si era el típico "argentino vendehumos". Fue el comienzo de una larga secuencia de tonteo.

"He venido a pasármelo bien, a dejar que surja, que fluya", dijo Matías en medio del simulacro de primera cita con Alba. Ella le preguntó si era verdad que tonteaba con una compañera de trabajo, Lidia Torrent, que hace las veces de camarera en el programa. El joven lo negó, dando todavía más impulso a las insinuaciones de la modelo y presentadora. 

"¿Qué más agitas, además de cócteles?", le espetó una desatada Alba al incrédulo Matías, que respondió que también ejerce de entrenador personal. "A mi me gusta hacer deporte en la cama, no me gusta hacer deporte con ropa", contestó ella. 

Apareció en escena Rocío Carrasco, que derramó vino sobre el pantalón de Matías. "Contigo es imposible no ponerse nerviosa", decía Alba, que no tardó en pedirle que le presentase a su madre. 

Llegó el momento del postre, chocolate con churros, y Alba, fiel a su estilo habitual, le pidió que "mojara el churrillo" en el chocolate. "Dicen que el chocolate es sustituto del sexo, y yo ahora tomo chocolate a punta pala", reflexionó en voz alta, en una clara referencia a su divorcio con el tenista. El show con el churro (él le dio uno de los suyos advirtiéndole que "vas a tener que abrir la boca grande") siguió el de las sentadillas.

Ella dijo que sólo hacía ejercicio "en la cama", y también que "ya has conseguido que abra las piernas". Matías, que acabó siguiendo el juego de Alba, no tuvo dificultades en ablandarla: "No me hables así, que estoy en un momento muy malo, veo un hombre como tú y no soy de piedra". 

Más tarde hizo acto de presencia el filósofo Fernando Arrabal, y fue cuando el programa alcanzó sus notas más estrambóticas. 

El poeta y escritor quiso recitar un pema, que resultó ser bastante escatológico en sus referencias al sexo oral. Rocío Carrasco y la propia Alba reaccionaron con sonoras risas, pero no así la presentadora Sandra Barneda, cuyo rictus serio contrastaba con el de sus copresentadoras... Hable con ellas consigue llamar la atención una semana más. 


 

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD