Menú

'La Voz': ¿Qué tiene el flamenco que no tiene el rock?

Nueva gala de audiciones a ciegas con fichajes que emocionan y destacan y otros que, sólo por su estilo, sabemos que están dentro.

0
Nueva gala de audiciones a ciegas con fichajes que emocionan y destacan y otros que, sólo por su estilo, sabemos que están dentro.
Los coaches de La Voz | Telecinco

Tranquilo el público de La Voz o los amantes del flamenco en general. No hemos venido a enfrentar estilos musicales ni a debatir las bondades de uno u otro. El talent-show de Telecinco busca voces diferentes y auténticas que despunten en una industria donde es muy difícil destacar. En teoría, los concursantes elegidos en las audiciones a ciegas deberían ser capaces de adaptarse a cualquier registro musical, pero no sabemos cuál es exactamente el criterio de los coaches a la hora de dar su "sí".

Alejandro Sanz, Malú, Manuel Carrasco y Melendi son cuatro de los máximos exponentes de la canción española y estamos convencidos de que de esto saben un rato. Aunque la mayoría sigamos sin entender qué es flexibilidad en la voz, los matices, el roto, los giros diferentes y especiales o la voz mate en los graves (todo cualidades que no se cansan de mencionar) sabemos que su éxito no está ahí por nada. Si hablamos de perdedores y ganadores, en la segunda gala del programa dio la campanada el recién incorporado (aunque no nuevo) Melendi. Sorprendió Carrasco, que estuvo desaparecido y apenas se llevó concursantes a su equipo.

No nos engañamos: La Voz gusta y funciona, prueba de ello es su imbatible audiencia en la noche del miércoles y su número uno en la lista del trending topic tuitero, pero las críticas van encaminadas hacia esa facilidad que tienen los cantantes de flamenco de hacerse un hueco en las audiciones. Un ejemplo para explicarlo:

En un extremo, Mayte. Hija de María La coneja y El bienve, llegó acompañada de un padrino de excepción, Rafael Amargo. Nacida en Granada, interpretó La Saeta con un arte y pasión desgarradores que hicieron llorar a Malú y dejó boquiabierto a más de uno. En el otro extremo, Israel, rockero de melena larga que quiso romper moldes y llevar la música rock a lo más alto en un programa edulcorado. El de Fuenlabrada era todo actitud y se arrancó con el Resistiré de Barón Rojo.

Parecía que Melendi, quizá el que más se acerca a algo parecido al rock&roll, se giraría para darle una oportunidad, pero nadie lo hizo. ¿Qué falló? Los coaches comentaron que no se lo imaginaban cantando otra cosa. Igual Israel sólo puede ofrecer rock, pero por esa regla de tres, ¿qué más puede ofrecer un artista cuya especialidad es el flamenco?

Pongamos otro ejemplo. Llegó José Luis, el granjero, para robarnos el corazón. El hombre tuvo que dejar de cantar por su desgaste en las cuerdas vocales en un "exceso de bolos". ¿Cómo abandonar la música si tienes la voz de un tenor? Melendi se hizo con el nuevo fichaje y en el corrillo posterior, Alejandro Sanz comentó: "Normalmente les cuesta más otro tipo de género musical, pero nunca se sabe…". José Luis tendrá la oportunidad de descubrir si es capaz con otros registros, Israel, ya no.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios