Menú

Chiquito habla entre lágrimas de la muerte de su mujer en 'Mi casa es la tuya'

Reconoce que ella "lo era todo para él" y que cuando falleció "perdió el norte" y empezó a "olvidar cosas y a desorientarse".

Reconoce que ella "lo era todo para él" y que cuando falleció "perdió el norte" y empezó a "olvidar cosas y a desorientarse".
Chiquito de la Calzada en 'Mi casa es la tuya' | Telecinco.es

El último invitado de esta temporada de Mi casa es la tuya fue el humorista Chiquito de la Calzada que, aunque era el personaje principal, estuvo acompañado de Paz Padilla. Todo iba sobre ruedas, la entrevista estuvo repleta de toques de humor y risas, hasta que se tocó el tema de la mujer de Chiquito, Pepita, que falleció hace ahora cinco años.

El malagueño reconoció que su pérdida le destrozó. "Para mí lo era todo, ha luchado mucho conmigo, Bertín. A ella no le faltaba de nada, salía a la calle y llegaba con dinero", comenzó explicando. Tal y como dijo, se conocieron en Córdoba el día que ella fue a verle a un espectáculo. "Ella estaba con su madre en el teatro, salió ella y dije '¡Viva Córdoba, qué mujeres más bonitas! Esta es una mujer que quita el sentido –decía mientras la señalaba–, no he visto mujer más guapa que tú'", recordó.

Después de un tiempo saliendo juntos, decidieron casarse: "Nos casamos en el barrio de la Victoria, el cura que nos iba a casar se comió una torta de algarrobo (un dulce) que era como una palanca de grande. Fue casi todo el barrio, invité a cinco o seis a churros con café, no tenía más". Calificó su matrimonio como "feliz y pleno", aunque la única pena que tiene es de no haber tenido ningún hijo, ya que Pepita tuvo hasta tres abortos. "Después de las operaciones yo le decía que 'Si viene, bien, y si no, nada'", explicó.

El humorista no pudo contener las lágrimas al hablar del momento de la muerte de su esposa. "Se murió de repente, de una arritmia que le dio. Estaba hablando conmigo y de repente empezó a decir que le dolía el pecho, llamé a la ambulancia y, cuando llegamos, al hospital me dijo el médico que estaba muerta", contó destrozado Chiquito.

Las consecuencias de la pérdida del amor de su vida

El artista estaba completamente enamorado de su mujer Pepita, quien "siempre le acompañaba a todo y se mantenía en un segundo plano", por su "forma de ser y su sencillez". Tras el fallecimiento, del que ahora se cumplen cinco años, perdió el norte. "He sido feliz toda mi vida, pero mi vida era ella. Cuando la perdí, me perdí un poco a mí mismo, empecé a olvidar cosas y a desorientarme".

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador