Menú

Cristina Pedroche saca la artista que lleva dentro en el comienzo de 'Tu cara me suena'

La quinta temporada del programa de Antena 3 llega dispuesta a arrebatarle la audiencia a Telecinco y tiene todas las de ganar.

0
La quinta temporada del programa de Antena 3 llega dispuesta a arrebatarle la audiencia a Telecinco y tiene todas las de ganar.
Cristina Pedroche

Llegó Tu cara me suena para revolucionar la noche del viernes, un prime-time del que Sálvame Deluxe era dueño y señor… hasta el año pasado. El programa musical estrella de Antena 3 cambió de día su emisión y en su cuarta temporada congregó frente al televisor a casi cuatro millones de espectadores, un 25,7% de la cuota de pantalla. ¿Adiós al reinado de Telecinco?

Esta quinta edición pretende repetir fórmula y convertirse en la opción más vista del viernes, y al menos de momento se llevó el primer puesto del trending topic en España. Antes de empezar, el programa venía dispuesto a comerse a sus competidores. Ya en su promoción mandó un recado a Mediaset recomendando al público que salga "los jueves, porque el viernes ya tienes plan". Un guiño claro contra Gran Hermano, que se emite la noche anterior y no está pasando por su mejor momento.

Y es que el programa de Antena 3 lo tiene todo para triunfar. Su reinvención se basa en el elenco de concursantes que se citan cada año, desde cantantes profesionales hasta cómicos que tratan de sacar el artista que llevan dentro con mucho esfuerzo y sentido del humor. Todo gracias al magnífico equipo de caracterización que es capaz de hacernos ver en pantalla cualquier estrella de la música que se nos pase por la cabeza.

La novedad más importante de esta temporada es la incorporación de Chenoa como miembro del jurado, uniéndose a Carlos Latre, Àngel Llàcer y Lolita. La extriunfita es todo un acierto como fichaje y los cuatro funcionan a la perfección como equipo, aunque las imitaciones de Carlos Latre se empeñen en seguir en nuestras vidas.

En la primera gala reímos y cantamos sin salir de casa desde el principio, con Llum Barrera Anna Simón y Ana Morgade como maestras de ceremonias bailando al ritmo de I’m so excited, todo un espectáculo de fuego, luz y sonido. De Lorena Gómez no fue ninguna sorpresa su espectacular voz y el dramatismo que dio como Marifé de Triana, la ganadora de Operación Triunfo sabe cómo hacerlo. Yolanda Ramos nos hizo reír y disfrutar como nunca con muchos gemidos y poca letra al Ritmo de la noche. Sorprendió Juan Muñoz (Cruz y Raya) con su imitación de Joe Cocker y esa voz tan rota y personal.

El cómico David Guapo lo intentó con Joey Montana y Picky, el repetitivo tema que nos ha invadido este verano, pero se le olvidó hasta la letra. Llegó Rosa, nuestra Rosa de España y salió a comerse el escenario con Next to me, de Emelie Sande, una canción que supo salvar pero que no hizo justicia a la potencia de su voz. Aquí se nos encogió un poco el corazón con la inevitable emoción de Chenoa al ver a su amiga en su mejor momento. ¿Rosa, Chenoa y Àngel Llàcer? Recordemos que el reencuentro de Operación Triunfo está a la vuelta de la esquina.

Canco Rodríguez divirtió con el Mediterráneo de Los Rebeldes, muy fácil. Blas, uno de los componentes del grupo adolescente Auryn se atrevió con Raphael, y aunque lo suyo sea el pop, supo desenvolverse y aprobar con nota. Muchos ya le ven como posible ganador masculino del programa, porque hay que recordar que en todas las ediciones anteriores, el triunfo se lo llevó una mujer. Esther Arroyo no lo tuvo difícil imitando a Julieta Venegas, pero todavía puede lucirse más.

Las estrellas de la noche

El turno de Beatriz Luengo fue uno de los mejores momentos de la gala. Quizá la recuerden por su papel de la dulce Lola en la serie Un paso adelante, pero esta actriz, cantante y compositora se fue a hacer las Américas y empezó a colaborar con numerosas estrellas de la música latina como Ricky Martin. Colaboraciones que le han valido unos cuantos Grammy Latinos. Su imitación de un Michael Jackson todavía niño encandiló al público y al jurado y se convirtió en la ganadora de la noche. Entre lágrimas, confesó que espera que su paso por el programa le dé la oportunidad de triunfar en España, esa que no tuvo en su día. Talento desde luego no le falta.

La última actuación llegó con Cristina Pedroche, que no es concursante pero lleva intentando participar en el programa desde su primera edición. Esta vez acudió como invitada y se atrevió con la pasión de Jennifer Lopez. No tiene voz ni es la mejor bailarina, pero su puesta en escena fue un derroche de fuerza y ganas. Las críticas, como siempre, le llovieron en las redes sociales. Una tregua para Cristina, por favor, con Tu cara me suena hemos venido a divertirnos.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios