Menú

Las redes sociales se mofan del numerito de Miguel en 'Gran Hermano 17'

El modelo decidió dejar atrás sus complejos y raparse la cabeza.

0
El modelo decidió dejar atrás sus complejos y raparse la cabeza.
Miguel se rapa y se besa a sí mismo | Telecinco

Gran Hermano 17 está a punto de entrar en la recta final, con sólo seis concursantes en la casa de Guadalix. La edición "de los secretos" ya no tenía ningún enigma por resolver, ni siquiera el de Miguel, el modelo preocupado por su calvicie que utiliza peluquín para cubrir su cuero cabelludo, su mayor complejo.

El gallego decidió olvidarse de todo y contarle a sus compañeros su secreto, pero en un arranque de optimismo y amor propio, se rapó la cabeza. En la última gala de este jueves, el programa emitió las imágenes del instante en que Miguel, maquinilla en mano, hacía desaparecer su pelo como símbolo de superación. Hasta Rodrigo hizo lo mismo para apoyar a su amigo.

El momento, lejos de emocionar al público, se convirtió en una escena digna de la peor película de serie B y un motivo más de mofa en Twitter. Miguel se rapó, se deshizo en un mar de lágrimas, se pidió perdón a sí mismo "por todo lo que te hice" y se besó en el espejo. Pero para darle más intensidad, cogió un barreño y quemó el peluquín en el jardín mientras gritaba con rabia: "¿Y ahora qué? ¡Soy libre! ¡Ganador de mi puta vida!" Para rematar, rompió su secador y utilizó los trozos como abono para las plantas. Aquí, la escena:

La lucha de la audiencia por convertir a unos u otros en ganadores está reñida, pero si hay algo que pone de acuerdo a muchos es la historia que se ha montado Miguel dentro de la casa. Desde el principio se especuló con la posibilidad de que fuera un actor y que todo lo que estaba contando era mentira. Incluso se duda de que le haga falta utilizar peluquín, algo que su compañero Alain le llegó a comentar: "Pero tú no eres calvo, te crece el pelo".

Sea o no un papel, su historia resulta complicada de creer cuando no es capaz de soltar ni una sola lágrima en un momento tan dramático. Suerte para él –o no– el pelo crece.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios