Menú

José Bono a Bertín Osborne: "Si Esperanza Aguirre me invitara a cenar, haríamos las paces"

El exministro habló sobre su infancia, sus inicios en política, su dimisión como ministro y valoró a algunos de sus compañeros. 

El exministro habló sobre su infancia, sus inicios en política, su dimisión como ministro y valoró a algunos de sus compañeros. 
José Bono | Telecinco.es

Una semana más, Bertín Osborne y su programa Mi casa es la tuya han vuelto a liderar la noche de los miércoles, remontando las cifras de semanas anteriores, marcando un 17,7% de audiencia. Y es que el personaje de ayer no era para menos, el exministro socialista José Bono. Empezaron la entrevista reconociendo que ambos se habían criado muy cerca, el cantante en Villanueva de los Infantes y el exministro en Salobre. Bono comenzó hablando sobre su infancia y sus padres: "Tuve la desgracia de que mi madre se murió cuando yo tenía quince años, estaba embarazada y entonces no había los seguimientos de ahora. Tuvo un mareo y en tres días murió". En cuanto a su padre, reconoció una vez más que era falangista "de pueblo, no de las altas jerarquías. Claro que me llevo bien con la gente de derechas, porque de mi padre aprendí que la vida vale más que la política y que las personas decentes no las hace un carnet. Tras morir mi padre en un accidente de tráfico, cuando la Guardia Civil me trajo sus cosas personales encontré su carnet de la UGT y yo no lo sabía".

Contó que quiso ser cura, y se considera una persona muy religiosa: "Yo sentía como una llamada interior que me decía, deja a tus padres, deja a tu novia y sígueme". Aunque la idea se le fue de la cabeza cuando entró en el Partido Socialista. Sus primeros pasos en política los dio junto a Tierno Galván, "que empezó a sugerirme un trabajo político, entonces clandestino". "Tras la muerte de Franco hubo un acto de generosidad nacional, entre los procuradores franquistas, la Iglesia con Tarancón y una izquierda que renunció a la república, sin quitar méritos a Adolfo Suárez y al rey Juan Carlos".

Recordó el 23-F, como un hecho que"vacunó la democracia", y cómo lo vivió desde dentro: "Pienso en cómo los suecos pensaron aquella noche, porque hubo un periódico sueco que al día siguiente del golpe sacó una foto de Tejero con el tricornio y la pistola, titulando 'un loco vestido de torero asusta a los diputados españoles'. El tricornio les parecía una montera. Pero pasamos miedo". Bono destacó la fuerza de Gutiérrez Mellado, Suárez y Carrillo.

Habló con Bertín sobre su etapa como presidente de Castilla la Mancha, cuando fue puesto "a dedo por Felipe González, que creyó que iba a perder". "En la última me votó el 58,5%, toda la izquierda y algunos de derechas. Me sentía el defensor de mi tierra, no de mi partido". Más tarde como ministro, confesó que no fue nada fácil asumir el cargo "tras el atentado más grande la historia de España". Y reveló la verdad sobre su dimisión: "He estado guardando diez años esa respuesta. Le dije a Zapatero en noviembre de 2005 que no podía ser ministro de Defensa pues el estatuto de Cataluña daría impulso a un movimiento secesionista. Y dije que en el momento que las encuestas estuviesen por encima del PP le presentaría la dimisión. Lo expliqué por razones personales, porque esto es personal mío. No estoy de acuerdo con la secesión de Cataluña, es malo para todo el mundo".

Sobre Pedro Sánchez y la abstención del PSOE en las últimas elecciones, Bono cree que "abstenerse era obligado para España. Decirle a los españoles que han votado en diciembre, y que tienen que volver a votar, es decirles que se han equivocado". Durante la campaña electoral defendió a Pedro Sánchez "con fuerza, pero que tras perder en diciembre, quisiera formar un gobierno de izquierdas, al poco pactar con Rivera, al poco con los separatistas…. me disgustó. Una cosa es ganar al PP y otra odiarles." Además, no oculta su simpatía por Susana Díaz:"Si se presenta podemos ganar".

También aprovechó para valorar a algunos colegas de profesión. De Pablo Iglesias cree que es un "tipo muy listo" pero "excesivamente sobrado", Errejón "da la impresión de ser menos engreído y a Bescansa le hubiera dicho "que se llevó al niño para hacerse la foto". Con Mariano Rajoy afirmó llevarse bien, "es un hombre correcto, mi juicio moral sobre él es bueno. Igual que con Ruíz Gallardón". Sobre Esperanza Aguirre confesó que se llevó mejor en el pasado que ahora, pero que no le importaría retomar su relación, "es listísima, pero tengo la impresión de que si ella puede elegir entre hacer el bien o el mal, yo creo que tiene dudas. No cenaría a gusto ni en casa de Esperanza Aguirre ni en la de Rufían, pero a la de Rufián no iría ni loco y con Esperanza, si me invitara, haríamos las paces". Con Albert Rivera, que apareció por videoconferencia para conversar con Bono y su hijo José, mantiene una amistad "pese a no tener aspectos coincidentes".

De su vida privada, poco

Aunque Bono sí habló abiertamente sobre su relación con su exmujer: "Nos llevamos muy bien, las últimas Navidades las pasamos juntos. Ha habido problemas, pero quién no los tiene. Ahora intento dedicar mi tiempo a los cuatro nietos de Amelia, y creo que voy a tener una nieta de la segunda". Sin embargo, prefirió no desvelar si en estos momentos mantiene una relación con alguien: "Los pecados del sexo no son por malicia, sino por debilidad" a lo que Bertín añadió, "y por afición".

Y finalmente confesó su secreto capilar: "Yo estoy bien de pelo porque me he puesto, unos ocho mil pelos. Esa parte es la que no se cae", haciendo reconocer a Bertín que él también lo hizo: "A mí también me pusieron hace veintitantos años unos que eran fibra, uno a uno. Se me cayeron casi todos porque tuve rechazo. Eran sintéticos y me dio rechazo, catástrofe total".

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador