Menú

Pablo Motos, incapaz de sonsacar el "secreto de Estado" de Shakira

Shakira presentó su nuevo disco y habló de Piqué... sin pronunciar su nombre. 

0
Shakira presentó su nuevo disco y habló de Piqué... sin pronunciar su nombre. 
Shakira y Motos, a ritmo de bachata | Atresmedia

Llega el verano y hay que repetir lo de "La Bicicleta" del año pasado. Poco queda de la Shakira de "¿Dónde están los ladrones?", algo que no es ni bueno ni malo ni todo lo contrario. Convertida en icono pop latino y macarra de vaqueros rotos y chaqueta dorada, presentó otro álbum de baile de esos que también son muy íntimos y personales, "El Dorado", ante un Pablo Motos tan ansioso de preguntar a la colombiana por Piqué que hasta se debió de olvidar pronunciar su nombre.

En efecto, le faltó tiempo a Motos para intentar descubrir a la Shakira íntima, pero sin que tampoco consiguiese sonsacar nada nuevo. "Lo llevé al estudio, se emocionó pero está acostumbrando a que le haga canciones", dijo ella sobre cómo mostró a Piqué la canción dedicada a su amor. Referencias discretas al defensa blaugrana en horario de máxima audiencia, no sea que nos volvamos a dar cuenta de que están juntos y, ya saben, tienen dos hijos. "No cuento nada más de lo que dice la canción, lo demás es secreto de estado", dijo sonriente pero taxativa una estrella mucho más protectora de lo suyo de lo que se deduce de su Instagram.

El centro del interés de Motos era encontrar el punto de cocción de la pareja, cuando se despertó la atracción carnal con el catalán. Pero todo con un secretismo a pleno sol que impedía que la historia resultase realmente entrañable. "Fue en Madrid, estaba Fàbregas, y aunque ya habíamos hecho el Waka-Waka, yo lo había grabado desde Los Angeles", confesó ella. Cuando coincidieron en la capital y se vieron, ella dijo: "Qué boca más redondita". Las hormigas se lo recordarían después.

shakira-motos-hormigas.jpg
Con las hormigas | Atresmedia

Así que después de "El Dorado" y Piqué, Motos y Shakira se la dieron de padrazos, terreno donde la colombiana estaba más cómoda por mucho que todavía existiese peligro de fuera de juego. "Yo era el principio y fin de mi mundo, ahora soy un satélite girando alrededor de mis hijos", explicó la cantante sobre Milán y Sasha. "Tienen muchas cosas en común pero también diferencias. Una tarea que se vive día a día y un paso detrás del otro", dijo de nuevo, sin concretar nada sobre los niños. Salvo una: cuando juega Piqué, Shakira apoya al Barcelona de manera razonable. Pero "cuando mi hijo Milán juega, soy una hooligan".

Después llegaron las pruebas: el shakirizador, la bachata y el Monaguilo. "¿El hombre se mueve menos?", preguntó Motos, para fingir que no sabía cómo se hacía (y quizá no lo sabía). "Yo lo que noto es que no mueven los hombros", dijo ella. Y, por acabar de forma igual de tópica, si Shakira llegó a ritmo de "Me Enamoré", se fue igual de rápido montada en "La Bicicleta".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios