Menú

La nueva moda entre 'influencers': vivir del cuento a cambio de publicidad

El chef 'Dabiz Muñoz', con tres estrellas Michelín, publicó un mensaje en sus redes sociales en el que le pedían comer gratis por darle publicidad.

0
La nueva moda entre 'influencers': vivir del cuento a cambio de publicidad
El chef David Muñoz | Gtres

En pleno siglo XXI, ser influencer se ha convertido en un auténtico trabajo nacido gracias al boom de las redes sociales. Con el marketing de influencia, las marcas pagan a instagrammers y youtubers para promocionarse y llegar a los millones de usuarios, pero esta tendencia en alza está empezando a volverse del revés. Aprovechándose de este auge, hay quienes contactan con las marcas para obtener servicios gratis y darles publicidad a cambio.

El ejemplo más reciente es el del chef David Muñoz, quien hizo público el mensaje de un supuesto influencer que le pedía comer gratis en su restaurante a cambio de una recomendación. Se trata de un perfil de Instagram donde se puntúa algunos de los "mejores restaurantes" de Madrid, aunque sólo tiene 12 recomendaciones y apenas supera los 2.000 seguidores. "¿Habría alguna posibilidad de que nos invitaseis a comer y a cambio os recomendáramos?", es el mensaje que recibió el chef propietario de DiverXo, con tres estrellas Michelín. Su reacción, claramente, fue de incredulidad.

Otro caso es el de Elle Darby, una joven inglesa con casi 100.000 suscriptores en Youtube y 76.000 seguidores en Instagram que escribió un correo electrónico al hotel Charleville Lodge de Dubín para pedir pasar cinco noches gratis y publicar una review en sus redes sociales, lo que ella llamó "una colaboración". El propietario Paul Stenson hizo público el mensaje que le envió Derby: "Mi pareja y yo estamos planeando celebrar un San Valentín temprano en Dublín un fin de semana. Cuando buscaba sitios donde quedarnos, dí con tu increíble hotel y me encantaría presentarlo en mis canales de YouTube e Instagram para traer tráfico a su hotel y recomendarlo a cambio de una estancia gratuita".

La respuesta que el propietario publicó en Facebook se hizo viral rápidamente: "Hay que tener huevos para enviar un email como éste, además de poca dignidad y amor propio. Si permito que te alojes en el hotel gratis a cambio de aparecer en tu vídeo, ¿quién va a pagar al personal que te atienda? ¿Quién va a pagar a los limpiadores que te arreglen la habitación? ¿A los camareros que te sirvan el desayuno? ¿Al recepcionista que gestione tu reserva? ¿Quién va a pagar la luz y la calefacción que uses durante tu estancia? ¿Y la lavandería para tus sábanas? ¿La factura del agua?". Y remató: "¿Lo mismo debería avisar a mi personal de que van a aparecer en tu vídeo en lugar de recibir un pago por su trabajo durante tu estancia?".

hotel-CharlevilleLodge.jpg

Aunque el hotelero no dio en ningún momento el nombre de la influencer que contactó con él, Darby se dio por aludida y subió un vídeo a Youtube en que aseguró sentirse avergonzada por que Stenson la "humillara" de esa forma. "Soy una chica de 22 años que dirige su propio negocio desde su casa", pero él, lejos de zanjar el asunto, anunció su intención de vetar a los blogueros "de todos sus negocios". "Si alguno de vosotros intenta incumplir nuestra política desde ahora mismo, se os expulsará. Tal vez si salierais y buscarais un trabajo de verdad podríais pagar por los bienes y servicios como todo el mundo".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios