Menú

Federico Jiménez Losantos: "Viví la Barcelona enloquecida de los 70"

El presentador de Es la mañana de Federico presenta en la revista Diez Minutos su libro Memorias del comunismo: de Lenin a Podemos.

Chic
Federico Jiménez Losantos | David Alonso Rincón

Federico Jiménez Losantos ha ofrecido esta semana una extensa entrevista a la periodista Rosa Villacastín en la revista Diez Minutos. En ella habla sobre el duro trabajo que le costó escribir su nuevo libro Memoria del comunismo: de Lenin a Podemos: "He tardado dos años en escribirlo y cuarenta en prepararlo. Necesitaba un libro atractivo para que lo pudiera leer todo el mundo".

En la charla, el presentador de Es la mañana de Federico analiza "lo peor" del comunismo: "Creen que por serlo son superiores, y tienen derecho a quitarles lo que tienen a quienes no están de acuerdo con ellos. Y como a la gente no le gusta que le quiten lo suyo, ni su libertad, ni su salario, les matan. Pero lo hacen por el bien de la humanidad (...). Lo que ocurre es que dentro del partido no hay información hacia fuera, y cuando conoces la realidad, te das un castañazo. El comunismo es una secta", asegura.

Además, ahonda sobre la irrupción de Podemos en la política, culpando a los medios de comunicación de su éxito: "El socialismo siempre fue un partido de base trabajadora, en cambio el comunismo con Lenin es de intelectuales y periodistas, que son los nuevos clérigos. Ellos son los buenos y el resto los malos". Según Federico, un partido como Podemos solo puede llegar al poder "en circunstancias excepcionales" y asegura que si Iglesias saca una bandera española "está en el poder".

Durante la entrevista también recuerda sus orígenes y asegura que mientras que hay gente que se avergüenza de su procedencia, él "presume de ser de un pueblo perdido de Teruel". Además, relata el gran cambio que supuso su llegada a la ciudad condal: "Yo viví la Barcelona enloquecida de los setenta. Tengo un libro, La ciudad que fue, en el que cuento el nacimiento del movimiento gay, antes de que apareciera el SIDA. Allí todo estaba permitido, porque fue una época inverosímil para los que han venido después".

Habla sobre su vida privada y la clave del éxito de su relación con María, su mujer: "El secreto es que siempre hemos tenido cada uno sus horarios, su dormitorio y su despacho. (...) Lo importante es que hemos ido evolucionando y aprendiendo a vivir a la vez y eso que normalmente acaba mal, en nuestro caso, no ha sido así (...) María es una mujer muy equilibrada, cuidadosa, educada en el sentido profundo del término".

En Chic

    Lo más popular

    Servicios