Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El gran "bluff" de María Lapiedra en 'Supervivientes': abandona pese a las sanciones

María Lapiedra ha acabado siendo, hasta ahora, la mayor decepción del concurso. Lo deja, eso sí, por una buena razón. 

Chic
0
Maria Lapiedra abandona | Telecinco

María Lapiedra ha dejado Supervivientes. La exactriz porno, novia de Gustavo González y colaboradora habitual de Telecinco, se ha revelado así como la mayor decepción de este movido año en la isla de Honduras. Y es que, hay que recordarlo, Lapiedra fue una de las primeras y más destacadas incorporaciones al casting, quizá a la búsqueda de un nuevo capítulo en su movido culebrón sentimental con el paparazzi de Sálvame.

Se trata de la culminación de una semana de abandonos, primero el de Adrían y después el de Saray, que finalmente fue abortado por la propia participante (que más tarde sería expulsada de manera disciplinaria tras una pelea con Romina Malaspina).

En el caso de María, estaba todo muy claro y no llegaba exactamente por sorpresa en una edición en la que Sofía Suescun, Alberto Isla y la propia Saray le habían robado todo el protagonismo posible a la desabrida actriz, cuya presencia en el reality había sido objeto de especulación durante meses.

El asunto no va a quedar sin consecuencias para Lapiedra, primero a nivel económico, con posibles sanciones por incumplir su contrato, y después por reputación. Y es que todo el mundo esperaba mucho de ella, en una edición que no está resultando precisamente desangelada. "Es una putada", le dijo Gustavo a María en un momento dado de Conexión Honduras.

Las razones son, de todas formas, de peso: sus hijas. La actriz de 34 años echa tanto de menos a las niñas que su compañía compensa todas las desventajas. "Abandono. Me voy hoy mismo", dijo la concursante en el programa del domingo. "Lo siento, pensaba que iba a ser más fuerte pero llevo muchos días sin ellas y no puedo más. No hay dinero que valga para estar con mis hijas".

Eso, y las duras condiciones de vida en la isla de Honduras, han acabado por menguar el ánimo de María Lapidera. "Llevo un mes sin saber nada de ellas, seguro que no saben ni dónde estoy y eso me traumatiza un montón. Tengo 24 horas al día solo para pensar esto. No quiero seguir siendo concursante de Supervivientes, hay cosas más importantes para mí".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios