Menú

Las confidencias de Pedro Ruiz

El actor y presentador vuelve a los escenarios con Confidencias en el teatro Fígaro de Madrid donde el humor está garantizado.

0
Pedro Ruiz | Elio Valderrama

Pedro Ruiz ha vuelto a los escenarios con su último trabajo, bajo el título de Confidencias, al teatro Fígaro de Madrid donde el humor está garantizado. Como el propio artista comentó hace unos días, cuando asistió al almuerzo con la peña Cuarto Poder, no ha incluido ningún gag con temas políticos, porque está harto, y quiere desintoxicarse, ha preferido contar anécdotas, que le han ido sucediendo en los 45 años que lleva de profesión.

Durante su monologo incluye imágenes y vídeos con artistas con los que trabajó y en su momento tuvo una gran amistad, como Lola Flores, Raphael, Sara Montiel, Serrat, Facundo Cabral, Paco Rabal y muchos más. Del mundo de la política y finanzas recordó, pasajes, con Don Juan Carlos el Rey Emérito, Adolfo Suarez, Felipe González, Santiago Carrillo, y Mario Conde, entre otros.

pedro-ruiz-carlos.jpg
Pedro Ruiz y Carlos Pérez Gimeno | Elio Valderrama

Una hora y media es la duración el espectáculo en el que el público no para de reír y aplaudir, y al que acudieron gente de todo tipo, desde Antonio Miguel Carmona, el que fuera candidato a la alcaldía de Madrid por el Partido Socialista, visiblemente más delgado, según comentó por un problema de tensión. Nieves Herrero, Silvia Jato, llegó sola sin Alberto Fabra, el que fuera Presidente de la Generalidad de Valencia, la pareja no se esconde, pero no suelen aparecer juntos en actos sociales, Natalia Figueroa, que se rio mucho cuando Pedro, imitó con cariño a Raphael durante la actuación, ya está totalmente recuperada de la caída que tuvo en Ibiza, y a consecuencia de ello, se fracturó una pierna, llegó con Carmen Jara y su hermana Soledad.

Quien no podía faltar, es su gran amigo el director de orquesta y músico Luis Cobos, así como Rosa Benito, y su hija Chayo Mohedano, Sandra Ibarra, entre otros.

Antes de despedirse tuvo un recuerdo para la recientemente desaparecida la gran Maria Dolores Pradera, con la que también trabajó y proyectó unas imágenes de los dos juntos. "Esta última ovación la pido para ella," y mirando al cielo, se despidió, agradeciendo el cariño del público que abarrotó la sala. Una vez concluida la actuación, bajó al patio de butacas, para saludar a todos los que allí acudimos.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco