Menú

Carlos Lozano llama “Mila Ginebrez” a Mila y ésta estalla fuera de sí

Carlos Lozano llamó "tía" y "Mila Ginébrez" a la colaboradora, que estalló ante los ojos atónitos de todos. 

Chic
0
Carlota sujeta a Mila | Mediaset

Carlos Lozano contactó por teléfono con el programa Sálvame para desmentir una información de Gustavo González que aseguraba su deslealtad a Miriam Saavedra… sin adivinar que Mila Ximénez tenía cuentas pendientes con él tras su reciente Deluxe.

A Gustavo le dijo que su noticia es "falsa" porque en tres años no ha estado con nadie y ha sido "desleal" a Miriam Saavedra. "Estoy intentando relajarme y no te voy a decir nada. Es mentira", dijo Lozano, para zanjar el tema del supuesto engaño. No obstante, el paparazzi y colaborador volvió a la carga asegurando que había vuelto a hablar con una amiga ecuatoriana del pasado.

"Yo puedo pecar de ser duro y chungo, pero digo las cosas claras", dijo, despejando todos los rumores desde Galicia, donde se encuentra pasando unos días de vacaciones tras su Deluxe. "Por supuesto he tenido conversaciones con chicas, pero solo conversaciones".

Lo que iba a pasar ya se barruntaba al fondo. "Me voy a callar", se oyó a Mila durante las explicaciones de Carlos. Y, como era de esperar, la colaboradora no tardó en estallar: "Juegas a ser un personaje que no eres, te sientas en un plató con una dignidad que ya no tienes. No escupas contra un programa como éste cuando tú participas activamente, vives de contar tus cloacas", gritó una Mila ya fuera de sí.

La discusión acabó por estallar cuando en una de sus réplicas Lozano llamó "tía" a Mila Ximénez. "No me llames tía", estalló la colaboradora, que evidentemente tenía cuentas que saldar con Carlos Lozano de antes. La discusión acabó resultando difícil de entender, con Lozano arremetió contra ella cambiándola el nombre por el de "Mila Ginébrez" y llamándola "amargada", y con ésta acorralando verbalmente a un ausente Lozano. Fue creciendo tanto y tan rápido que forzó a Carlota Corredera a despedir la llamada, con Mila completamente fuera de sí.

Pero nada de eso frenó a la colaboradora, que se levantó y quiso arremeter contra la cámara pese a que Lozano ni siquiera estaba ya al teléfono. "Chungo, pandillero, no sirves para nada, barriobajero", gritaba, ante la mirada atónica del grupo. Carlota Corredera tuvo que coger a Mila, tratando de desviar su atención: "Mírame, estoy aquí", decía con cara de circunstancias hasta que Mila decidió sentarse.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios