Menú

El jugoso negocio que hace Telecinco cabreando a los espectadores de 'GH VIP'

En las redes sociales se han creado plataformas de recargas para salvar concursantes de Gran Hermano  y con las que la cadena llena sus arcas.

0
En las redes sociales se han creado plataformas de recargas para salvar concursantes de Gran Hermano  y con las que la cadena llena sus arcas.
Suso, Mónica Hoyos y Asraf Beno | Telecinco.es

Telecinco ha encontrado su gallina de los huevos de oro con la nueva edición de Gran Hermano VIP. La cadena es consciente de que cuanto más cabreados estén los espectadores, más dispuestos a gastarse el dinero para intentar cambiar lo que consideran una injusticia. En artículos anteriores ya comentamos el evidente juego de trileros con los tantos por ciertos que la organización del programa pone en marcha cada semana cuando va a tener lugar una expulsión. El reality avisa a los espectadores de posibles sorpassos o expulsiones muy reñidas que poco o nada tienen que ver con la realidad. Especialmente sangrante fue aquel tanto por ciento tan igualado con el Koala con el que fue expulsada Makoke, nada creíble teniendo en cuenta que ha sido una de las concursantes más odiadas de la edición.

Y ahí precisamente radica el negocio para la cadena. Maquillando los datos, y ante el miedo de que un concursante sea expulsado, sus seguidores invierten su dinero en SMS y llamadas que no son precisamente baratas (de 1,45€ a 2€ IVA incl.). Es más, los seguidores se unen y crean plataformas destinadas a aquellos espectadores más perezosos que no deseen gastar su tiempo pero sí su dinero. Se trata de ofrecer números de teléfono en los que se recarga dinero y la persona responsable de esa línea se encarga de realizar llamadas o enviar SMS para que cierto concursante sea el expulsado y así beneficiar a otros.

Líneas de recargas oficiales que pueden estar supervisadas por la propia familia del concursante, como el caso de Tony que, para librarse de la expulsión, sortea una cena con el nominado y una camiseta. Si la familia no se encarga de ello, pueden ser varios fans los que se agrupan y se ofrecen para enviar mensajes según los ingresos que vayan teniendo (se llegan a recargar miles de euros a lo largo de una semana). Para justificar que el dinero recibido se ha usado para tal fin, se comparten capturas en vídeo donde aparecen los sms que han enviado. Todo un acto de fe, pues no hay forma de saber si tu dinero ha sido bien invertido.

Este tipo de plataformas no son algo nuevo surgido en esta edición de Gran Hermano VIP. Se trata de algo que funciona bien cuando en un concurso existe la figura de la víctima y la del verdugo. Ya ocurrió durante la edición de la que salió victoriosa Sofía Suescun. Especialmente durante uno de sus enfrentamientos más épicos con Raquel, otra de las pretendientas de su entonces adorado Suso. En esta edición, Miriam se ha convertido en la gran protagonista y víctima de sus compañeros. Algo de lo que se ha beneficiado la cadena.

Sin notario

Como se puede comprobar en las bases que ofrece Mediaset, las votaciones no están supervisadas por un notario, por lo que tienen total impunidad para jugar con el espectador. Las redes sociales no han pasado por alto este hecho y, semana tras semana, lo denuncian a la cuenta oficial del programa que, como es habitual, da la callada por respuesta.

Además, la idea de poner varias líneas de recarga tiene su explicación al leer las bases que Mediaset España ofrece en su página web. "Se establece un límite de 200 votos por participante, sistema (905 o SMS) y día, de modo que las llamadas y mensajes que un mismo participante efectúe superiores a dicho límite no computarán como votos, sin perjuicio de los demás efectos que se establecen en estas bases para las llamadas y los mensajes. A estos efectos se entiende por participante el número de teléfono desde el que se efectúa la llamada o se envía el SMS". Por lo tanto, la maquinaria siempre puede estar en marcha, para alegría de Telecinco.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD