Menú

Beatriz Arrastia, madre de Isabel Preysler, puso en un aprieto a su nieta Tamara Falcó

La abuela del clan Preysler de 96 años visitó este viernes por primera vez un plató de televisión.

Chic
0
Beatriz Arrastia, madre de Isabel Preysler, puso en un aprieto a su nieta Tamara Falcó
Tamara Falcó y su abuela Beatriz Arrastia | telecinco.es

Beatriz Arrastia, de 96 años, siempre ha permanecido en el anonimato a pesar de pertenecer a una de las familias más mediáticas de la prensa del corazón. La madre de Isabel Preysler apareció este viernes por primera vez en televisión en el programa Volverte a ver para recibir la emotiva sorpresa de dos de sus nietos, Tamara Falcó y Julio José Iglesias Jr.

"Carlos, necesito que me hagas un favor, quiero decirle algo muy importante a mi abuela y quiero hacerlo con mi hermana Tamara", dijo Julio en el vídeo de presentación. "Me ha dicho mi hermano Julio que le estáis preparando una sorpresa a mi abuela y me hace mucha ilusión ir", fueron las palabras de Tamara antes de entrar en el plató.

Carlos Sobera preguntó a los invitados las cualidades y la personalidad de Beba, como llaman cariñosamente a su abuela: "Por lo que más me gusta venir a España es el hecho de estar con ella, pasar tiempo con ella, tanto que cuando todavía todo el mundo está acostado, paso rato desayunando con ella, y comiendo, cenando... Es enorme, buena consejera. La mejor", dijo emocionado Julio. "Mi abuela vino a casa cuando yo tenía 15 años, iba a misa todos los días, y nosotros nos reíamos de ella porque entonces éramos ateos. Ahora es un ejemplo para mí. Es la inspiradora de mi fe y mi conversión", dijo Tamara. "¿Qué ha heredado vuestra madre Isabel de su madre?", preguntó el presentador: "La belleza, definitivamente", respondieron. "También es verdad que nuestra abuela era muy cañera y estricta de joven pero ahora es dulce con nosotros y eso también lo ha heredado nuestra madre de ella".

Ya en plató, Beatriz se negó a decidirse por uno de sus nietos ante la pregunta de Carlos Sobera: "No me hagas elegir, porque es imposible. Les quiero por igual". Y agradeció las palabras de Tamara sobre su conversión religiosa: "Un día me llamó el padre de Tamara agradeciéndome por el cambio de Tamara. Yo le dije que para nada era cosa mía. Fue Tamara la que quiso cambiar".

El momento más divertido de la noche ocurrió cuando Tamara contó la encerrona que le preparó su abuela con uno de sus exnovios cuando acudieron a comer a casa de Isabel Preysler. Su entonces pareja fue muy bien recibida por la familia pero no esperaba la indiscreta pregunta que haría su abuela. "En cuanto tuvo oportunidad le preguntó: '¿Cuándo le vas a pedir matrimonio a mi nieta?'". Una divertida anécdota que aún le reprocha a su abuela siempre que tiene oportunidad.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation