Menú

Lo que no se vio de la grabación de Federico y Bertín: así cruzaron caminos 'Es la mañana' y 'Mi casa es la tuya'

Así vivieron todos los implicados la ya célebre entrevista de Federico y Bertín, llena de momentos memorables.

Así vivieron todos los implicados la ya célebre entrevista de Federico y Bertín, llena de momentos memorables.
El equipo de Es la mañana con Bertín | Foto: Isabel González

Federico Jiménez Losantos abrió las puertas de su casa a Bertín Osborne para el nuevo programa de Mi casa es la tuya, el espacio de entrevistas que el cantante y presentador conduce la noche de los viernes en Telecinco. Una experiencia que mostró aspectos desconocidos del responsable del programa matinal de esRadio, Es la mañana, a los espectadores de la cadena privada y en el que todos, desde el propio Federico a las subdirectoras Isabel González y Rosana Laviada, así como las periodistas del corazón y colaboradoras Paloma Barrientos y Beatriz Cortázar, pudieron darse a conocer como nunca lo han hecho a la audiencia de esRadio y Libertad Digital.

La periodista Paloma Barrientos, colaboradora de la crónica rosa, aseguró que lo que más le sorprendió de todo fue el mismo hecho de que Federico se decidiera "por fin" a abrir las puertas de su casa. "Le conozco desde hace tiempo inmemorial y lo que me sorprende es que enseñe su casa, porque él guarda mucho su intimidad", dice al respecto. Y más para una jornada de trabajo que, efectivamente, fue maratoniana, agotadora... pero muy divertida: "El programa durará cerca de dos horas, pero en realidad se grabaron cuatro y media", dice la periodista. Rosana Laviada, subdirectora de la parte política y siempre atenta a todo, nos dio otra de las grandes claves del así se hizo del programa, de cómo lo vivieron los implicados: "Federico grabó desde la una de la tarde y terminó a las siete y media. Nosotras una hora después y acabamos a la misma hora".

En este sentido, es el propio Federico quien responde a la gran pregunta: ¿por qué Mi casa es la tuya y no otro espacio de entrevistas; y por qué desvelar ahora cómo vive el director de Es la mañana de Federico, y no antes? "Porque Bertín es una persona decente y sabía que iba a ser respetuoso con lo que dijéramos", dice tajante Federico. "Y recientemente estuvo en esRadio para hablar de su fundación para niños con problemas y hubo buena relación". No obstante, lo que acabó de convencer al director de Es la mañana fue, precisamente, un tercer factor: su familia. "Mi mujer, María Torres, al principio se quedó espantada, pero luego dijo: creo que lo tenemos que hacer. Y ahí fue cuando me animé". En medio de todo, un último factor que resultó fundamental, y es que "en Libertad Digital este año cumplimos 20 años", y como parte de los muchos actos preparados, qué menos que una entrevista en uno de los programas emblema de Telecinco.

En el coche

La experiencia, al final y después de todo el despliegue técnico, fue sobre ruedas. "Lo pasamos francamente bien", dice Barrientos. Lo más divertido fue la escena del coche, donde coincidieron Isabel, Rosana, Beatriz y Paloma... y lo fue porque, según esta última, "nadie quería conducir. Yo no quería porque el coche era automático, y al final fue Beatriz". No obstante, el rodaje fue largo por el tráfico de Madrid y "estuvimos tres cuartos de hora como si fuéramos los Ángeles de Charlie, dando vueltas". Isabel González, que sufrió "un ataque de timidez" al verse rodeada de cámaras, añade los codazos que recibió la conductora para mantener en todo momento las dos manos en el volante, una norma de seguridad que el equipo de Telecinco intenta mostrar a rajatabla: "Nos montaron en un coche como las Campos y las Kardashian", dice con buen humor, a modo de guiño con lo que allí sucedió. Rosana recuerda sin embargo la hilarante conversación que tuvo lugar y que versó entre mil cosas distintas sobre si preferían a "Bertín o a Julio Iglesias"... y fundamentalmente desmiente que se lanzase a cantar ella sola, tal y como afirman los demás, porque en realidad –dice tajante– "todas lo hicimos".

cronica-rosa-bertin-osborne.jpg
Isabel González, Beatriz Cortázar, Paloma Barrientos y Rosana Laviada | I.González

La propia Beatriz Cortázar, sin embargo, prefiere quedarse con lo que ocurrió más tarde, y es que "lo más divertido del día fue lo que no se va a ver. Estuvimos todos reunidos en un dormitorio en silencio, sentados en una cama y sin casi movernos, porque estamos en la habitación de al lado de donde grababan. Y sí, hubo situaciones divertidas". Isabel González se quedó con ese mismo momento, pero desde otro punto de vista: "Encerrados en una habitación de la casa de Federico y sin hacer ruido porque grababan en el salón. Rosana, María, Jorge Jiménez Torres [uno de los hijos de Federico] y Beatriz y Paloma. Allí metidos nos pidieron que nos callásemos porque estaban haciendo planos con Federico y Bertín".

Cámaras por todas partes

En medio de todo esto, al final lo importante es pasárselo bien durante la comida y que se refleje en pantalla. El plato principal fue una ensalada de garbanzos que Federico lleva preparando muchos años, desde su época en Barcelona. "Los garbanzos de Federico son buenos, él sí que cocina. No es atrezzo", opinó Paloma Barrientos sobre esta receta ensalada con garbanzos, alcaparras, atún y –el ingrediente casi secreto– pepino kosher en láminas. Cortázar reconoce con buen humor que durante el proceso "alguna botella de vino cayó". "Lo mejor es salir de tu programa habitual, cambiar de registro y, aparte del maquillaje y la peluquería y todo el alboroto, verte con otra imagen. Con María [Torres, la esposa de Federico] lo pasamos fenomenal, es encantadora y muy buena anfitriona", dice la periodista de la crónica rosa de esRadio.

"Es casi cine"

Naturalmente, tener un despliegue de más de veinte técnicos en la casa no es algo que ocurra todos los días. "Había tantas cámaras en la cocina para conseguir un plano que no se podían abrir los armarios. Al final la ensalada la hice con dos cuchillos porque no había nada más fuera del armario. En cada armario había una cámara, y habían tardado horas en ponerlas", dice Federico. Beatriz, que también los vio trabajar, cuenta que el equipo de Bertín "funciona muy bien, un despliegue de gente enorme de producción, realización, todos muy profesionales, de buen trato, muy jóvenes. Parece cine, con muchas cámaras, grúas, pero ni son ruidosos ni molestan. El ambiente que se crea es muy bueno y muy cercano. La experiencia, agotadora, gustó a todos los implicados. Tal y como dice Rosana, "Bertín fue encantador, un tipo muy sencillo, muy puesto al día. Sigue la actualidad política y eso me llamó mucho la atención. Todo el equipo estaba muy pendiente de nosotras y el equipo de la productora fue súper profesional y encantador. Todo estaba medido, sabían cómo grabar para no perder tiempo y la organización fue extraordinaria".

entrevista-bertin-federico-int.jpg
Diversos planos de la entrevista | Foto: Isabel González

Solo que, tras tanto secreto de Federico, fueron las propias responsables de la crónica rosa de esRadio las que se atrevieron a dar la vuelta a la tortilla... y convertir al entrevistador en entrevistado. "Bertín se sorprendió, porque no imaginaba que estábamos tres de la crónica rosa y al final le hicimos la entrevista a él", ríe Barrientos, que conoce al cantante desde hace años (Bertín fue, de hecho, una de sus primeras entrevistas). A ello se suma también el propio Federico, que se se permite desvelar un secreto del mismísimo Bertín: "No se maquilla, y eso que tiene una maquilladora y un equipo excepcional". Una noche coronada por un gesto espontáneo de Isabel González, responsable de la crónica rosa de esRadio, que nadie de los implicados quería olvidar: "Igual lo cortan, pero me colé en el plano para decir que celebrábamos el décimo y veinte aniversario de esRadio y Libertad Digital. Mi particular show de Truman".

En Chic

    Servicios