Menú

Federico Jiménez Losantos explica a Bertín Osborne por qué Rivera podría volver en unos años

Federico y Bertín hablaron de todos los temas posibles, entre ellos un rápido repaso a la situación política.

Federico y Bertín hablaron de todos los temas posibles, entre ellos un rápido repaso a la situación política.
Federico, durante la entrevista con Bertín | Mediaset

Federico Jiménez Losantos conversó con Bertín Osborne en la edición de este viernes de Mi casa es la tuya, donde, preguntado esta vez por el presentador y cantante, realizó un ameno repaso tanto a acontecimientos de su vida personal como su habitual repaso a la situación política del país que habitualmente desempeña en esRadio.

"Tengo muchos enemigos y otros me tienen a mí como enemigo", dijo Federico en la cocina, ya con el delantal puesto. Bertín aprovechó entonces para llevarse la entrevista al terreno de la política. Que comenzó de manera ligera, con la costumbre del director de Es la mañana de poner motes a los políticos: el marqués de Galapagar, los Aristogatos, Falconetti, Maricomplejines… pero es que "si no, me aburro hablando siempre de lo mismo", haciendo de paso más amena la materia política.

La conversación fluyó inicialmente hacia sus polémicas con Vox, que Federico contextualizó asegurando que "son neófitos en la política y se nota porque se cabrean por cosas absurdas. Tienen un gran líder, Abascal, y la causa nacional y la lucha contra las ideologías totalitarias como es el marxismo. Solo por eso merecía haber nacido Vox". Todo ello mientras Bertín y Federico paseaban por la gran biblioteca del director del programa de esRadio, que abarca todas las variedades del comunismo, pero también ficción española, como los Episodios Nacionales de Galdós en edición de bolsillo, que es "como mejor se leen".

federico-biblioteca-bertin.jpg
Federico enseña su biblioteca a Bertín | Mediaset

No obstante, gusten o no, sufren del maltrato de unos medios de comunicación donde "manda la izquierda y el 90% de los periodistas son de izquierdas"; hasta el punto de asegurarse que "ETA, como era antifranquista, es de izquierdas". Un mal que comenzó en realidad hace ya tiempo, en la última legislatura de Felipe González.

Después le tocó el turno a Cs, o más bien a su antiguo líder, Albert Rivera. "Yo pensé que se había vuelto loco. Un año antes iba a ser presidente del Gobierno, tal y como iba Mariano Rajoy, y de pronto hizo una mala elección en la investidura de Sánchez. Tenía que haber ofrecido una alternativa". La causa, eso, pero también otro factor ajeno a la política. "Se enamoró de verdad, y cuando uno se enamora no atiende. Un tío con cuarenta años no sabía lo que era el amor. El último año era insoportable, la caída de Cs no fue por su programa sino porque fue antipático, se había hecho odioso. Estaba pensando en Malú". No obstante, Federico pronosticó con ironía que "a lo mejor de aquí a dos años o tres, con Malú en un concierto, a Albert le empieza a picar el gusanillo y echa en falta la política", dijo refiriéndose a cuando sus futuras obligaciones de padre no sean ya tan exigentes.

El futuro, quizá, no pinte tan negro para los naranjas. "Yo creo que Cs resurgirá por una razón técnica, porque hay un millón contado de votantes que se abstuvo. Se quedaron en su casa y fue un voto de censura a Albert. Inés les va a dejar votar a Ciudadanos otra vez".

"A Rajoy le echo de más", dijo Federico sobre el expresidente, cuando llegó el turno de los populares. "Ha sido la ruina de la derecha española. En el libro Los años perdidos de Mariano Rajoy cuento cómo le conocí. Si hubiera dimitido nos hubiéramos ahorrado la tragedia que vino después". Su sucesor, Pablo Casado, "tiene un problema de carácter, porque tiene la mejor formación que cualquier presidente ha tenido y es un grandísimo orador. Pero le falta el carácter criminal de un líder político, en un partido tienes que entrar limpiando y lo único que le ha faltado es sembrar el terror en su partido dos o tres meses".

Lo que tenemos a cambio es un Gobierno, el de PSOE y Podemos, que "ha destruido el régimen constitucional. Estamos en otro régimen con dos gobiernos dependientes de los separatistas, lo peor que puede pasar en un país. Han cambiado de régimen sin avisarnos". No obstante, hay alguien más peligroso que Pedro Sánchez, al fin y al cabo una persona que "no es que mienta, es que desconoce la verdad y por eso dice una cosa y la contraria con igual convicción". Y esa persona es Pablo Iglesias, alguien "que vive en el odio y odia no sé muy bien por qué", y que es peor que el presidente porque "Pedro Sánchez solo piensa en sí mismo, Pablo Iglesias tiene un plan".

El pronóstico de Federico es el mismo que explica día a día en esRadio. "Esto va a acabar muy mal. Si los separatistas no toman el hilo y tenemos que ir a elecciones, esto va a acabar muy mal porque la derecha no está unida". En estas circunstancias, "la duración del Gobierno depende de Cataluña y de los jueces. Si los jueces resisten con el Rey y las derechas se unen, entonces aguantaremos".

En Chic

    Servicios