Menú

Alejandra Rubio huye entre lágrimas del plató de 'El debate de las tentaciones'

La hija de Terelu Campos abandonó el plató tras una discusión con Kiko Matamoros.

0
La hija de Terelu Campos abandonó el plató tras una discusión con Kiko Matamoros.
Alejandra Rubio | Cuatro.com

El debate de las tentaciones vivió este viernes uno de sus momento más tensos tras un desencuentro entre dos de sus colabores estrella: Kiko Matamoros y Alejandra Rubio, la hija de Terelu Campos. Sandra Barneda y el resto de tertulianos debatían sobre la primera entrevista de Christofer Guzmán tras su paso por La isla de las tentaciones. El deseo de hablar y comentar lo acontecido hizo que los colaboradores se interrumpiesen en varias ocasiones. Especialmente llamativos fueron los rifirrafes entre Matamoros y Alejandra Rubio.

"Llevo toda la noche intentando hablar y no se calla. Se lo digo y continúa pisándome", se quejó la influencer cuando Barneda le preguntó qué ocurría entre ella y Matamoros. "Lo que no voy a hacer es gritar por encima de él", continuó. A lo que el aludido contestó: "Dramitas personales, no. Y guerritas personales, menos (…) si vienes a decir que yo a ti te he anulado como colaboradora esta noche, lo siento mucho".

Alejandra insistía en que su compañero no se lo ponía fácil: "Todavía estoy esperando a que me dejes hablar". "Pues aprende", dijo Matamoros. "Aprender a tu lado es complicado", replicó. Un momento después, Barneda se percató del llanto de Alejandra y se sentó a su lado para saber el motivo de sus lágrimas: "No me hagas esto", pidió a la presentadora antes de retirarse unos minutos del plató.

"No le ha dicho nada a Kiko. Creo que de la propia impotencia, porque todos queréis hablar, porque sois buenos profesionales y os gusta el programa, y llega un momento que te frustras", explicó Barneda tras la huida de Rubio. Minutos después regresó y pidió perdón al programa por ausentarse de su puesto de trabajo: "Quiero pedir disculpas por ponerme así, pero me duele porque él me conoce desde que soy pequeña. Sabe que esto me está costando mucho y que encima me esté poniendo trabas, pues no me gusta". "Una cosa es que digas que yo hablo mucho y tú no puedas hablar o lo que sea, y otra que digas que lo hago intencionadamente", se defendió Kiko antes de que Barneda pusiese punto y final a la discusión.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios