Menú

La 'feminista' Telecinco camufla 'Gran Hermano' para evitar el escándalo del abuso sexual a Carlota Prado

Secret Story es un Gran Hermano apenas remozado. El mismo programa que Telecinco dejó caer para evitar el escándalo de Carlota Prado.

0
Secret Story es un Gran Hermano apenas remozado. El mismo programa que Telecinco dejó caer para evitar el escándalo de Carlota Prado.
Bigote en Secret Story | Telecinco

Mientras Sálvame se precipita al vacío día a día y Telecinco cede terreno a Antena 3, la cadena de Vasile lo confía todo a la segunda entrega del docudrama de Rocío Carrasco, que estará dedicado esta vez a la actividad favorita de la cadena: destruir una figura pública, en este caso el extorero Ortega Cano.

Estos días, eso sí, se ha sucedido el discreto estreno de su nuevo reality, Secret Story, un programa de aparente nueva factura cuya dinámica se asemeja, misteriosamente, a una suerte de Gran Hermano VIP. El mismo Gran Hermano aparcado tras el mayor y más silenciado escándalo de la casa: el abuso sexual a la concursante Carlota Prado en una de sus últimas ediciones.

¿Podría Telecinco haber "colado" el mismo programa con leves variaciones, despreciando una vez más todas las acusaciones que dieron al traste con su franquicia más valorada?

Al fin y al cabo, en él los famosos tienen que convivir juntos en una casa —la misma que GH— en la que son grabados las 24 horas del día. Con una salvedad, en el fondo no muy alejada de la dinámica de pruebas de Gran Hermano: el objetivo principal de ellos es conseguir guardar su secreto hasta el final y descubrir qué ocultan el resto de sus compañeros.

Los primeros días de Secret Story, plagado de celebridades VIP de segunda, no ha dejado lugar a la duda sobre la dinámica verdadera del espacio. El protagonista ha sido Bigote Arrocet, huido desde hace dos años tras abandonar a la veterana periodista de la casa María Teresa Campos vía WhatsApp, que ha basado su colaboración únicamente en socavar la figura de la veterana periodista.

bigote-jorge.jpeg
Bigote y Jorge Javier | Telecinco

Una periodista, María Teresa Campos, que este martes llamó con evidente dolor a Es la mañana de Federico en esRadio para manifestar su rechazo al cómico chileno, que ha minusvalorado alegremente a la presentadora de Día a Día y mentido abiertamente sobre cómo sucedió el final de su relación. Telecinco, una vez más, cediendo espacio a un discurso machista de esos que tan bien critican Carlota Corredera y Jorge Javier Vázquez.

¿Cuándo empezó la lucha contra el patriarcado de Telecinco? Desde luego, no con el abuso sexual a Carlota Prado, que llegó a asegurar que había recibido ofertas a cambio de no prender la mecha de la polémica. Sin duda, el desembarco de Rocío Carrasco y el alud de prometedoras posibilidades de sus denuncias contra Antonio David Flores debió de comenzarlo todo.

Algunas de ellas, no obstante, están ahora mismo en los tribunales. Hace escasos días Jorge Javier Vázquez tuvo que presentarse en los juzgados de Madrid para testificar en la nueva cruzada judicial de Antonio David Flores, cuya figura pública fue defenestrada por Rociíto entre aplausos del presentador catalán y su "partenaire" Carlota Corredera, ignorando resoluciones judiciales y procediendo a escenificar un despido, el del propio colaborador, que llevaba meses trabajando para la casa, para así lograr la adecuada promoción del espacio (y la consabida catarata de reacciones al ampararse en ese discurso feminista asumido ahora por la empresa).

Esta misma semana, Telecinco ha vuelto a rentabilizar en prime-time el amargo discurso de uno de sus personajes, Sofía Cristo, que confesó en antena haber sufrido abusos sexuales a los cinco años de edad ante su perpleja madre, la actriz Bárbara Rey, que no sabía nada. La repercusión de esta confesión a buen seguro servirá para lanzar la audiencia del espacio que hasta ese momento acaparaba Bigote Arrocet.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia