Menú

Receta: lasaña de boniato, queso y cebolla

Lasaña de verduras, de carne, de pescado... hay cientos de maneras de comer lasaña. En otoño apetece más y en LD tenemos una rica receta.

0
Lasaña de verduras, de carne, de pescado... hay cientos de maneras de comer lasaña. En otoño apetece más y en LD tenemos una rica receta.
Lasaña vegetariana. | Flickr/CC/Lablascovegmenu

Este plato surgió en la antigua Roma y ha llegado hasta nuestros días, con muchas variaciones sin duda, pero cumple todos los requisitos de la tradición de la pasta italiana. Sin embargo, hay cientos de maneras de preparar una rica lasaña.

Desde Libertad Digital hoy traemos una versión ligera que gustará en toda la casa, la lasaña de boniato, queso y cebolla es ideal para una comida de fin de semana en familia. Además es un plato ideal para los días fríos ya que, al comerse bien caliente, nos ayuda a entrar en calor. Los familiares o amigos vegetarianos también podrán comerla al no llevar carne. Por ello, lo mejor es que cojas papel y bolígrafo y tomes nota.

Ingredientes (para cuatro raciones):

  • dos boniatos
  • 200gr de cebolla dulce
  • 120gr de queso ricotta
  • 120gr de queso rallado
  • 100gr de tomate frito
  • seis hojas de albahaca
  • tres dientes de ajo
  • 16 placas de pasta para lasaña
  • tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • una pizca de sal
  • una cucharadita de pimienta negra

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es cortar el boniato en cubitos y picar la cebolla y el ajo lo más pequeños posible. A la vez ponemos a precalentar el horno a 180ºC.

Luego untamos el molde que vayamos a utilizar con aceite, para que no se nos pegue la lasaña al molde y sea un fail sacarla después. A su vez debemos calentar en una sartén a fuego lento dos cucharadas de aceite. Cuando estén ya calientes añadimos el ajo y lo salteamos durante un minuto. Pasado este tiempo añadimos la cebolla y el boniato.

Cuando los tenemos más o menos listos añadimos la albahaca fresca picada y también salpimentamos al gusto. Una vez listo tapamos la sartén y dejamos que la cebolla se ablande, removiendo de vez en cuando.

Una vez tengamos esto listo lo ponemos en un bol y los mezclamos bien con el queso ricotta. Aquí también sazonamos al gusto. Cuando esta mezcla esté lista procedemos a preparar las placas de lasaña según indique el fabricante.

Ahora cogemos el molde que vamos a utilizar para montar nuestra lasaña y ponemos en él una base de tomate frito y, encima, una base de pasta cubriendo todo. Encima pondremos un poco de mezcla de boniato, queso y cebolla, y así sucesivamente hasta que terminemos la pasta y la mezcla. Cuando ambas cosas se hayan terminado, pondremos encima otra capa de tomate frito y queso rallado para que se gratine.

Simplemente nos queda meterlo en el horno, que hemos precalentado a 180ºC, durante unos 20 minutos y lo tendremos listo para disfrutar. A la hora de servirlo a la mesa, para que quede más bonito, lo podemos decorar con unas hojas de albahaca por encima.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia