Menú

La mejor forma de viajar en familia y no arruinarse en el intento

Si usted tiene hijos y le gusta viajar habrá comprobado ya que el coste del alojamiento supone un problema, a veces insalvable.

0
Si usted tiene hijos y le gusta viajar habrá comprobado ya que el coste del alojamiento supone un problema, a veces insalvable.
Varios de los alojamientos ofertados en Wimdu

Alojar a una familia en una ciudad europea o incluso española puede suponer un coste tan alto como para hacer imposibles unas vacaciones o, en el mejor de los casos, hacerlas muchísimo más cortas.

Y es que sólo con que la unidad familiar tenga tres miembros esto nos puede suponer alquilar una habitación de hotel mayor, y por lo tanto más cara. Además, estas habitaciones no están disponibles en muchos establecimientos hoteleros y, normalmente, nos desvían hacia gamas de mucha calidad, cuatro estrellas o más, o de tan poca que no resulta una opción adecuada para ir con niños.

Así, alquilar un estudio o un apartamento, bien sea a una empresa especializada bien a un particular, resulta una opción interesante: por prácticamente el mismo coste de una habitación doble tendremos alojamiento para tres o cuatro personas aunque, obviamente para ello habrá que renunciar a algunos de los servicios que nos ofrece un hotel.

Una renuncia que también tiene sus ventajas desde el punto de vista del gasto, en el que tanto énfasis hay que poner hoy en día: un estudio con cocina, por ejemplo, nos permitirá un ahorro importante si algunas de las comidas o cenas las podemos preparar y disfrutar en nuestro alojamiento.

Variedad y seguridad

El problema en este caso es doble: encontrar el alojamiento adecuado y tener la seguridad de que tras esas imágenes y esas direcciones de correo que vemos en internet hay efectivamente una vivienda y un propietario que la alquila. Dicho de otro modo: estar seguros de que no vamos a ser engañados.

Ambos problemas se solucionan con una página que hemos probado para los lectores de Chic: Wimdu, una web que nos permite encontrar y alquiler alojamientos en viviendas particulares y bed and breakfast en destinos de todo el mundo y, tal y como reza su propio eslogan: "Viajar como un residente".

Lo mejor de estas páginas es que ofrecen seguridad en dos vías. La primera es que quedan pruebas de todos los pasos que se den: reservas, pagos, aceptaciones del propietario... La segunda que se genera una comunidad en la que un comentario negativo puede tener un efecto demoledor, por lo que para el propietario cada cliente es muy importante.

La web de Wimdu nos permite elegir entre una gran cantidad de alojamientos, incluso en una ciudad no excesivamente turística como Helsinki, en la que hemos hecho nuestra prueba, podemos encontrar varias opciones, en diferentes zonas y a varios precios.

Una sauna finlandesa

Finalmente nos decidimos por un estudio en una zona céntrica que nos ofrece un extra muy convincente: sauna. El sistema funciona con una pre-reserva que el propietario debe confirmar a posteriori.

Es importante que la conformación sea rápida, ya que eso nos permitirá quedarnos tranquilos o seguir con nuestra búsqueda. Es algo que depende del propietario, pero también de los sistemas de la página que en este caso no pueden funcionar mejor: en media hora tenemos la respuesta afirmativa.

A partir de ahí, y una vez que el pago se ha confirmado, la página nos invita a dirigirnos directamente a nuestro casero, con en el que concertaremos la entrega de las llaves. En nuestro caso, se entregaron perfectamente con factura, instrucciones claras e incluso información turística de la ciudad. La relación personalizada permite adaptarse a las circunstancias de cada viajero.

Llegar al estudio en cuestión fue comprobar un acierto: las fotos transmitían una imagen muy acertada del apartamento y todo estaba perfectamente limpio, incluida esa fantástica sauna en la que pudimos honrar como se merecen las tradiciones finlandesas.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios