Menú
Extremadura

El Geoparque Villuercas Ibores Jara, otra forma de ver la naturaleza

Extremadura cuenta con uno de los ocho geoparques de España, una forma distinta de adentrarse y conocer la naturaleza.

Publirreportaje
1
Extremadura cuenta con uno de los ocho geoparques de España, una forma distinta de adentrarse y conocer la naturaleza.
El río Almonte, en uno de los rincones del parque | Extremadura Turismo

Desde 2011 Extremadura cuenta con un parque geológico, que es uno de los ocho que hay en toda España: el Geoparque Villuercas Ibores Jara está en estas tres comarcas cacereñas y comprende diecinueve municipios de la provincia.

El Geoparque es una oportunidad de descubrir vestigios paleontológicos y conocer una impresionante biodiversidad y un paisaje de singular belleza que, además, nos ofrece puntos desde los que disfrutarla de una forma muy especial, como el pico de La Villuerca, de 1.600 metros de altura y desde el que se contempla una panorámica completa de las montañas y los valles del parque.

La mejor forma de empezar un recorrido por el Geoparque Villuercas Ibores Jara es acercarse al centro de atención al visitante de Cañamero, en el que se puede conocer la historia del territorio.

Ruta de los Castaños de Calabazas - Castañar de Ibor | Extremadura Turismo

Un territorio de una gran riqueza paleontológica, que es uno de los atractivos de esta zona que tiene una historia de 540 millones de años, cuando la región formaba parte de un mar primigenio que dejó su huella en grandes pliegues y fallas y en formas erosivas y sedimentarias.

También se puede disfrutar de numerosos vestigios de la historia de la humanidad en los roquedos con pinturas rupestres, huellas que hacen palpable la presencia del hombre como los dólmenes, los castros o los castillos de la zona, además de una singular arquitectura mudéjar, que se puede contemplar en plenitud en el Real Monasterio de Guadalupe, declarado Patrimonio de la Humanidad. Otro aspecto destacable del territorio es el pasado minero de este territorio, que podemos encontrar en la mina visitable de Costanaza, en Logrosán.

Hay ocho rutas a través de las cuales es posible recorrer la zona a través de los geositios destacados. Estas rutas se pueden seguir tanto a pie como a caballo, en bicicleta de montaña o en vehículo todo terreno. Una de ellas, por ejemplo, nos llevará a la Cueva de Castañar de Ibor, que reabrió este verano después de seis años cerrada al público. Su centro de interpretación nos muestra su singularidad.

Un parque reconocido

El Geoparque Villuercas Ibores Jara forma parte desde septiembre de 2011 de las redes europea y global de geoparques, auspiciadas por la UNESCO. Su declaración se debe en gran medida a la conservación de un patrimonio geológico de enorme valor, dominado por un macizo montañoso extenso (2.544 kilómetros cuadrados), con más de cuarenta geositios de indudable valor por la riqueza paleontológica, los pliegues y fallas, las formas erosivas y sedimentarias

Por último, hay algo que siempre nos depara Extremadura y esta no es una excepción: los productos gastronómicos naturales o artesanales de primera calidad que abundan en estas comarcas. Quesos de cabra, vinos, miel, cerezas, castañas o la pastelería tradicional que son una razón más para visitar Extremadura y, sobre todo, volver siempre que se pueda.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios