Menú

¿Por qué Hungría podría ser en 2020 uno de los destinos más deseados de Europa?

Novedades artísticas y culinarias, el esplendor de Budapest o sus aguas termales son algunos de los motivos para visitar este país.

Libertad Digital
0
Novedades artísticas y culinarias, el esplendor de Budapest o sus aguas termales son algunos de los motivos para visitar este país.
Budapest y su parlamento. | David Alonso Rincón

Hungría se convertirá previsiblemente en 2020 en uno de los destinos estrella gracias a la solidez de su gran joya arquitectónica, Budapest, a la creciente popularidad de otros de sus destinos menos conocidos como la ciudad de Debrecen, o sus singulares parques nacionales.

Para presentar en España esta oferta y las novedades del país, la Agencia de Turismo Húngaro ha celebrado en Madrid un evento que ha contado con la presencia, entre otros, del embajador de Hungría en España, László Odrobina, o la responsable de Desarrollo Turístico para España, Zsuzsa Szegner. Durante el acto, hicieron un repaso a las principales novedades del destino y sus grandes atractivos actuales.

El esplendor de Budapest

La capital húngara no para de recibir reconocimientos por sus virtudes como destino turístico. Este año fue nombrada como el mejor destino europeo según la organización dedicada a la promoción de la cultura y el turismo en Europa, la European Best Destinations, tras una votación en la que participaron más de 500.000 viajeros.

Budapest vive sin duda una de sus épocas de mayor esplendor, con permiso de su pasado imperial, y millones de turistas han dirigido su mirada hacia la Perla del Danubio. No es de extrañar. Su deslumbrante historia, arquitectura y accesibilidad, la convierten en la capital centroeuropea más deseada.

Novedades artísticas y culinarias

Budapest ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos sin perder su esencia. La ciudad conserva su espectacular patrimonio artístico, que incluye lugares tan conocidos como el Parlamento, el Castillo de Buda, la Basílica de San Esteban o la Ópera de Budapest. Sin embargo, la oferta artística no deja de crecer.

Ejemplo de ello es, por ejemplo, la ambiciosa reforma que ha sufrido el Museo de Bellas Artes, nuevamente abierto al público y que incluye una de las colecciones más importantes y grandes de la pintura española después del Museo del Prado.

En cuanto a gastronomía húngara la capital, y el país en general, viven un auténtico boom culinario. Ya se encuentran 6 restaurantes con estrella Michelin en la capital, y uno de ellos ya dispone de 2 estrellas.

Con influencias de los numerosos pueblos y civilizaciones que ocuparon la región centroeuropea, la Gastronomía húngara es una auténtica fusión de sabores, ingredientes y costumbres. Dentro de la capital, la opción perfecta para sumergirse en sus encantos es visitar su vibrante Mercado de la Calle Hold o el Gran Mercado Central. En su interior también podremos catar los vinos húngaros, cada vez con más prestigio en toda Europa, especialmente con relación a la producción de blancos.

El país con las mejores aguas termales

Hungría es sinónimo de bienestar. Más de 100 fuentes de agua termal solo en Budapest completan la mayor oferta wellness de toda Europa. Podemos encontrarlos de todos los tipos, desde algunos que datan del siglo XVI como el de Eger, pasando por otros clásicos como Rudas y Király en Budapest, a recientes aperturas de spas vanguardistas. Entre las experiencias más singulares que puedes vivir en un spa en Hungría está por ejemplo poder bañarse en el espectacular lago termal de Hévíz, o relajarse en un baño cueva de Miskolctapolca. Sin olvidar también el Baño Széchenyi, el baño termal más grande de Europa.

Debrecen: la vibrante ciudad del Oeste

A tan solo dos horas en coche de la capital, Debrecen comienza a acaparar un protagonismo merecido entre los turistas que visitan el país. Accesible desde varias ciudades europeas, tiene de hecho conexión aérea directa desde Barcelona, Debrecen acoge numerosos atractivos en su rico y animado centro histórico.

La segunda ciudad más poblada de Hungría tiene una importancia cultural destacada para el país. La Gran Iglesia Reformada, el Museo Déri, o el Centro de Arte Moderno y Contemporáneo MODEM, son algunas de las paradas obligatorias.

Además, a tan solo 90 minutos de Debrecen se pueden encontrar dos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, como la región vinícola de Tokaj y el Parque Nacional de Hortobágy.

Hortobágy, la gran llanura de Europa

Otro de los grandes secretos de Hungría son sus parques nacionales. Declarado Patrimonio de la Humanidad, el de la región de Hortobágy, ubicado en el Este del país, es conocido por ser la pradera más extensa de Europa. Quienes visiten esta zona se toparán con un escenario único: centenares caballos salvajes galopando, pastores cuidando rebaños de ovejas, pozos antiguos con sistemas de poleas, y en definitiva una gran riqueza cultural y natural.

Una de las mejores épocas para observar estas grandes llanuras es el otoño, cuando se produce la migración de la grulla y es posible ver cientos de miles volando en bandadas.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios