Menú

La Yecla, el oculto y sorprendente desfiladero del norte de España

El arisco y escarpado paraje del desfiladero de La Yecla, en Burgos, es una espectacular muestra de la obra de la naturaleza.

0
El arisco y escarpado paraje del desfiladero de La Yecla, en Burgos, es una espectacular muestra de la obra de la naturaleza.
El desfiladero de La Yecla, desde dentro

La Yecla y los Sabinares del Arlanza es un espacio natural protegido de la comunidad autónoma de Castilla y León, España. Se ubica en la provincia de Burgos, llegando entre los riscos, a través de la poco transitada carretera BU-910 y dejando atrás el minúsculo pueblo de Hinojar de la Cervera, que en 2017 contaba con 7 habitantes. Un paraje único, cercano al Parque Natural del Cañón del Río Lobos, a la bonita e histórica localidad de Santo Domingo de Silos y otros puntos de interés de la zona.

El arisco y escarpado paraje del desfiladero de La Yecla presenta una profunda y estrecha garganta excavada en los bancos de calizas del relieve de las Peñas de Cervera. Una serie de puentes y pasarelas colgantes, permiten recorrer este desfiladero, a cuyo fondo es muy difícil que lleguen los rayos del sol. Un pequeño paseo casi oculto, poco conocido más allá de la región y la provincia de Burgos, con el que disfrutarán los adultos y sobre todo los niños.

Se encuentra a 3 Km de Santo Domingo de Silos y está indicado con carteles informativos, aunque es posible que poco visibles. Si se dispone de una zona para aparcar justo antes de llegar al túnel, que es donde comienza el recorrido desde una escalera.

Además, es obligado contar que en estas tierras burgalesas se localizan los que se pueden considerar como los más extensos y mejor conservados sabinares de todo el mundo. Algunas de las sabinas del río Arlanza superan los dos mil años de vida. Este Parque Natural, de 26.000 hectáreas, se encuentra en la vertiente suroeste de la Sierra de la Demanda.

Entre su abundante fauna, sobre todo aves, podemos avistar el buitre leonado, algo muy común en las cercanías del propio desfiladero, el águila perdicera, el halcón peregrino, entre otros. También habitan mamíferos como el lobo, el corzo, el jabalí o el gato montés. El caso concreto del buitre leonado requiere capítulo aparte por su cercanía y abundancia de población. Será una buena idea llevar prismáticos o algún teleobjetivo, si se utiliza una cámara fotográfica, para admirar a esta imponente especie en lo más alto del paso.

Regresando al recorrido de La Yecla, se encontrarán ciertos puntos en el que el paso del arroyo El Cauce apenas deja un par de metros de anchura entre pared y pared por los que hay que adecuar el cuerpo para poder pasar.

Lugares y pueblos de interés para completar el plan

El lugar más cercano para alojarte es Santo Domingo de Silos, aunque también tienes cerca: Covarrubias (a 20 km), Salas de los Infantes (a 20 km) y Lerma (a 33 km).

Santo Domingo de Silos, uno acogedor e histórico pueblo situado en la provincia de Burgos, a unas 2 horas y media de Madrid, en comarca de La Demanda, mantiene entre sus tesoros más preciados el monasterio benedictino de Silos, donde contemplar su magnífico claustro, entre otros rincones. Además, este pueblo está situado a pocos kilómetros del cementerio de Sad Hill un lugar mágico para los aficionados al cine y en particular a la película El bueno, el feo y el malo, pues es allí donde se ha recuperado prácticamente íntegro el decorado del duelo final de la película.

Situado a pocos kilómetros de Lerma, el bonito pueblo medieval de Covarrubias, tiene poco más de 500 habitantes, pero está muy bien cuidado y conserva todo su esencia medieval y renacentista. Este lugar con tanta historia, emplazado en el Triángulo del Arlanza, junto a la orilla del río de mismo nombre, merece una escapada de un día, por lo menos. En sus alrededores se ubica la capilla del santo vikingo San Olav, construida varias décadas después de haberse se encontrado la tumba de la princesa noruega Cristina, que hoy descansa en el claustro de la Colegiata del pueblo.

No hay que olvidar una rápida visita a las ruinas del Monasterio de San Pedro de Arlanza, un lugar casi olvidado por muchos, pero de una importancia mayúscula en la historia de España. En él se cuenta que todavía está muy presente la legendaria memoria de uno de los héroes fundadores del reino de Castilla: el conde Fernán González.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios