Menú

Bel Mondo, una buena trattoria italiana muy de moda

Una trattoria concebida como la mezcla perfecta entre una villa en el Lago di Garda y el apartamento de un chico chulo de los 80.

Una trattoria concebida como la mezcla perfecta entre una villa en el Lago di Garda y el apartamento de un chico chulo de los 80.
Bel Mondo, una buena trattoria italiana muy de moda

Un hermoso mundo, canalla y romántico, es la propuesta que trae el grupo Big Mamma a la capital de España con su trattoria italiana tradicional Bel Mondo. Desde que abriera sus puertas en septiembre de 2020 se ha convertido en un place to be.

bel-mondo-7-credit-jerome-galland.jpg
Fachada de Bel Mondo

En cuanto te asomas a la puerta de este restaurante ubicado en el número 39 de la calle de Velázquez -local que ocupó otro de los restaurantes de moda en la época de los Beckham, Loft 39- te transportas a la Italia más profunda, con una fachada adornada de flores como si fuera una trattoria antigua y una alfombra roja que te llevará a ese neón, el más famoso de Madrid y que tanto gusta a los influencers.

Pero si no fuera porque en Bel Mondo se come bien, ese panel de luz y de color se habría apagado hace tiempo. Y en parte es gracias a un equipo formado al 100% por italianos, pero también gracias al chef de grupo, Ciro Cristiano, nacido en Nápoles y que empezó a los 18 años en Francia. Un amante de los productos, de los detalles y de la autenticidad de los platos que se comen en familia o en pequeños restaurantes italianos.

bel-mondo-burrata.jpg
Burrata Rossa

Y de su visión de la comida italiana junto con la cultura española probamos la croquestar (8€), croquetas con bechamel de trufa, jamón y un toque de trufa fresca de Molise. Un bocado con mucho sabor y que define a la perfección el concepto del chef.

Bel Mondo trabaja con más de 150 productores en toda Italia y también con productos locales de proximidad para que el matrimonio entre los dos mundos, el italiano y el español, se conviertan en uno creando lo que llaman un "menú de lo más loco".

Y traída directamente de Andria en Puglia probamos una riquísima y cremosa burrata rossa (13€), con una burrata de 250 gramos, pesto de albahaca y pappa al pomodoro, una especie de sopa de tomate.

bel-mondo-5-credit-jerome-galland.jpg
La terraza de Bel Mondo

La espectacular decoración de Bel Mondo ha corrido a cargo de Studio Kiki y supura Italia por todos los rincones. Al subir a la primera planta te encuentras con un bar con zona para DJ flanqueado por 30.000 vinilos que da paso, por un lado, al salón de terciopelo y, por otro, a la espectacular terraza, cubierta de pérgolas con jazmín silvestre, flores y velas blancas. No te puedes perder el túnel del amor, un espacio secreto rodeado de plantas que crean un pequeño y romántico Edén.

la-vera-pasta-al-tartufo-gloria-credits-joakim-blockstrom.jpg
Mafaldine al tartufo

El chef busca por tanto que los platos estén en consonancia con el entorno y logra esa explosión del auténtico gusto italiano. Las pastas se elaboran todas a diario y a mano siguiendo las recetas más tradicionales con sémola traída de Mulino Artigianale Dibenedetto. De ahí los brutales mafaldine al tartufo (18,50€), una pasta fresca mafaldine con trufa negra de Molise, champiñones y cremosa nata de tartufo, para chuparse los dedos.

Y como no, en un italiano hay que probar las pizzas, que en Bel Mondo corren a cargo del chef pizzaiolo Salvatore Piccolo. Elabora la pizza napolitana con 36 horas de descanso para la masa, en un horno Marana de 2.000 kg, llamas de 420º y 90 segundos de cocción. Hay pizzas tradicionales o alternativas, pero todas al estilo napoletano como la pizza say cheeese (14,50€), con queso gorgonzola, fior di latte, parmigiano regiano D.O.P. y ricotta con mermelada de limón que le da un toque fresco para suavizar tal maravillosa combinación de quesos.

pizza-napoletana-2-bel-mondo-credit-sophie-chanimbaud.jpg
Pizzas napolitanas

En Bel Mondo también tienes una carta de cócteles para los amantes de los combinados y una selección de vinos italianos que si no conoces lo mejor es que te dejes aconsejar por el personal de la sala.

Para terminar te pones en manos de la chef de pastelería Francesca para probar la tarta de limón, la pavolova bomba o un riquísimo tiramisú (7,50€), elaborado a base de mascarpone, huevos, café, cacao y vino Marsala.

Bel Mondo es uno de esos restaurantes de moda al que merece la pena ir para celebraciones de cumpleaños, para cenas o comidas con amigos o para una cita romántica en la terraza o en el salón junto a la chimenea, con un ticket medio de 30-40€.

Más sugerencias en Instagram.

bel-mondo-2-credit-credit-jerome-galland.jpg
Salón de terciopelo

En Chic

    0
    comentarios