Menú

Mazarino recupera la esencia de los restaurantes de toda la vida

Este bar de estilo inglés reabre para recuperar la esencia que ha conquistado los paladares de sus comensales desde los años 70.

Este bar de estilo inglés reabre para recuperar la esencia que ha conquistado los paladares de sus comensales desde los años 70.
Sapito a la bilbaína con patatas panadera. | Juanjo Alonso

Mazarino es uno de lo máximos exponentes de la conocida como "Costa de los Cardenales" que se ubica en la recta entre el Paseo de Eduardo Dato y Juan Bravo, concretamente en el número 13 de Eduardo Dato.

mazarino-salon.jpg
El salón de Mazarino

Este bar inglés recuperado de los años 70 y que, gestionado por el Grupo Café de París, ha reabierto sus puertas a principios de este año manteniendo la esencia que desde aquella época conquistó a tantos comensales. Tiene una propuesta gastronómica basada en la cocina tradicional y con un buen producto de temporada.

mazarino-gambas.jpg
Gamba blanca

Por eso comenzamos con unas ricas anchoas del cantábrico (16€) acompañadas por tomate rallado y pan tostado. Mucho mejor está la gamba blanca (25€) con el toque perfecto de la plancha para potenciar el sabor del marisco.

Lo bueno de Mazarino es que puedes desayunar, ir de cañas, comer, cenar, tomar copas o disfrutar de un generoso aperitivo a cualquier hora del día. El local, que ha sido reformado, invita a todo ello. Nada más entrar te topas con una imponente barra acolchada con taburetes altos tapizados en la que poder disfrutar de ese aperitivo tan típico de nuestro país. A su espalda, mesas de madera con butacas y sofás de cuero. Un local revestido de madera, con una enorme lámpara que cae desde el techo y te invita a subir al salón superior, con mesas con manteles blancos, cómodas sillas y butacas tapizadas. Sin olvidar el cuadro del cardenal Mazarino que da nombre al restaurante ni la terraza en la que disfrutar del aire libre y de su propuesta gastronómica.

De la que seguimos disfrutando con un muy buen steak tartar (20€). También de mercado probamos el sapito a la bilbaína con patatas panaderas (35€), que nada tiene que ver su aspecto poco agraciado con su sabor, con un muy buen acompañamiento de las patatas. En este restaurante se comen platos sencillos, sin florituras, caracterizados por su materia prima, su perfecta ejecución y, sobre todo, por su sabor.

mazarino-sapito-2.jpg
Sapito a la bilbaína con panaderas

De la carta que cuenta con información de alérgenos terminamos con los postres, del que elegimos una lemon pie por recomendación del amable servicio y que resulta muy ligera y refresacante.

Mazarino es el sitio perfecto para disfrutar de un aperitivo o una velada con buena compañía con un ticket medio de 40€.

Menú del día

De lunes a viernes, los clientes de este bar inglés pueden seleccionar entre cuatro opciones de primeros, cuatro de segundos y hasta cinco tipos de postre, café incluido. Todo ello por un coste de 25€.

mazarino-torreznos.jpg
Torreznos y gambas

El menú diario de Mazarino incluye primeros de toda la vida, donde las verduras toman fuerza, como menestra, pisto con huevos de corral fritos o lentejas con foie. A la hora del segundo plato, los más carnívoros podrán pedir el emblemático escalope Mazarino de ternera nacional y otras opciones como los escalopines de solomillo al Roquefort o el rabo de toro. Tampoco faltan alternativas de pescado, entre ellas, la merluza de pincho a la romana, el calamar de potera a la plancha o la corvina al horno con verduras. Por último, el toque dulce final lo pone su singular tarta de queso Ibarrola, su tocinillo de cielo o el crepe al gusto, entre otras opciones.

Más sugerencias en mi Instagram.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad