Menú

El Mesón de Fuencarral mantiene alto el nivel de la cocina castellana tras 90 años de vida

Desde 1932 lleva en pie El Mesón de Fuencarral ofreciendo lo mejor de la cocina tradicional castellana.

Desde 1932 lleva en pie El Mesón de Fuencarral ofreciendo lo mejor de la cocina tradicional castellana.
90 años de El Mesón de Fuencarral con una gran cocina castellana

El Mesón de Fuencarral lleva 90 años dando muy bien de comer con su cocina tradicional a miles de comensales que han convertido a este restaurante en un enclave de la comida castellana. Se encamina así con paso firme hacia el siglo de vida fiel a la cocina de siempre con Ramón Dios al mando, tercera generación y guardián de las recetas de su abuela Pilar.

Aquí no te esperes florituras ni platos muy elaborados, como decimos es un templo de la cocina tradicional, con buen producto y mejor trato del mismo. Nada ha cambiado en estas nueve décadas con recetas que llevan en la familia desde que Ricardo y Pilar abrieran el restaurante en el año 1932.

fuencarral-02110-2.jpg
La fachada de El Mesón de Fuencarral.

Como recordó Ramón Dios en la fiesta de aniversario que celebraron en septiembre el único momento que el restaurante ha estado cerrado en todos estos años ha sido durante la pandemia del coronavirus, porque incluso en la época de carencia de la Guerra Civil trajeron productos de la sierra para seguir ofreciendo un menú en condiciones. "Para nosotros, cumplir 90 años en El Mesón significa confianza por parte de nuestro equipo y nuestros clientes. Confianza en lo que hacemos aquí y en los valores que representamos de cocina tradicional, de las cosas hechas como antes, del trato como si estuvieran en casa".

La cocina de casa

Efectivamente el trato del personal de sala te hace estar como en casa, sobre todo cuando llegan unas ricas croquetas de la casa de jamón ibérico y pollo (M. 9€ / E. 15€), por no hablar de los crujientes torreznos al estilo de El Mesón (M. 9€ / E. 15€).

meson-fuencarral-croquetas-torreznos.jpeg
Los torreznos y las croquetas de El Mesón de Fuencarral.

Pero El Mesón de Fuencarral también mira hacia el futuro y plantea algunos hitos para celebrar este aniversario que pasan por la creación de una experiencia gastronómica exclusiva en la que disfrutar del Mesón de una manera más "vanguardista" pero con toda su esencia o abrir sus cocinas a chefs de renombre en unos pases especiales, demostrando que tradición y creación conviven cuando se habla de comer bien.

meson-fuencarral-albondigas.jpg
Albóndigas de El Mesón de Fuencarral

En palabras de Ramón, "seguimos siendo los mismos, aunque vamos cambiando. Es decir, mantenemos los valores que nos han traído hasta aquí 90 años después, pero la forma de disfrutar de un restaurante ha cambiado mucho en estas nueve décadas y nosotros nos adaptamos al cliente, que es el centro de esta casa".

Mientras tanto, acompañados por un buen vino tinto Condado de Haza DO Ribera del Duero, disfrutamos de unas migas de siempre con chorizo y huevos camperos (M. 9€ / E. 15€). Y las albóndigas de ternera blanca y secreto ibérico con patatas fritas (18€) son las mismas que has comido toda la vida en tu casa, así que son sabores que te trasladan a tu infancia.

Un entorno único

El aspecto del Mesón también sigue intacto en algunos de sus comedores manteniendo esos detalles que le hacen único como sus sillas de anea, su chimenea o sus grandes ventanales de madera. El Mesón de Fuencarral cuenta además con una terraza agradable y apartada del ruido de la ciudad que se ilumina delicadamente por la noche. Un lugar de retiro y tranquilidad a sólo 10 minutos de Plaza de Castilla.

fuencarral-02049-2.jpg
Terraza de El Mesón de Fuencarral.

En ambos espacios seguirá estando disponible la carta con muchos más platos del recetario que está en el imaginario de todos. Estas acciones son las grandes protagonistas de este cumpleaños que no solo celebra tantas décadas como lugar de acierto y repetición, sino que pone en valor la cocina que sentó las bases de nuestra gastronomía, la de la abuela de Ramón y la de tantos más.

meson-fuencarral-cochinillo.jpg
Cochinillo de Segovia asado.

Y como no, en la cocina castellana no puede faltar el cordero y el cochinillo que, además, te lo puedes llevar a casa y próximamente tendrá servicio a domicilio. Pero en este caso probamos un maravilloso cochinillo de Segovia asado (33€) con sus patatas fritas. Y para terminar una deliciosa tarta de manzana con helado.

La carta, que está adaptada al 100% para celíacos, hará las delicias de todo el que se acerque al Mesón para disfrutar en familia o con amigos de una cocina castellana como Dios –el de arriba, no el dueño– manda con un ticket medio entre 40-50€.

Más sugerencias en mi Instagram.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad