Menú

Bayona en un día: qué ver, qué hacer y qué comer en esta preciosa ciudad del sur de Francia

Una visita exprés por Bayona, la bonita ciudad del sur de Francia, a pocos kilómetros de España.

Una visita exprés por Bayona, la bonita ciudad del sur de Francia, a pocos kilómetros de España.
De visita por Bayona, la preciosa ciudad del sur de Francia y muy cerca de España

Ubicada en la región de Nueva Aquitania, en el suroeste de Francia, con una población de alrededor de 50,000 habitantes, es un municipio que destaca no solo por su belleza arquitectónica sino también por su vitalidad y alta calidad de vida.

Pasear por las estrechas calles empedradas de Grand Bayonne, donde descubrir sus casas tradicionales con entramado de madera y balcones floridos. Visitar la majestuosa Catedral de Santa María, un ejemplo impresionante de la arquitectura gótica, y no te pierdas su claustro, uno de los más grandes de Francia.

Fundada por los romanos con el nombre de Lapurdum, Bayona ha sido un mezcla de culturas a lo largo de los siglos. Durante la Edad Media, la ciudad creció como un importante puerto comercial bajo la influencia de los duques de Gascuña y luego de los reyes de Inglaterra. Esta diversidad cultural se refleja en su arquitectura, desde la majestuosa Catedral de Santa María, con sus torres góticas que se elevan sobre la ciudad y se distinguen casi desde cualquier punto, hasta las estrechas callejuelas del barrio Grand Bayonne, llenas de casas con su típico entramado de madera y balcones floridos. Una estampa de postal con la que el visitante puede pasar el día haciendo fotos.

Catedral Sainte-Marie y el castillo

Admirar el pórtico de la catedral de Bayona, cuya silueta se divisa a kilómetros de distancia, es una de esas cosas obligatorias que hay que poner en el planing de nuestra visita. De estilo gótico, es Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1998. No fue hasta el siglo XIX cuando Boeswillwad, discípulo de Viollet-le-Duc, supervisó las obras que la verían adornada con sus famosas agujas.

Ubicada en el corazón del País Vasco francés, es una ciudad que combina a la perfección la riqueza de su historia, la vibrante cultura vasco francesa y la belleza natural de sus alrededores. Además, su casco histórico se puede ver fácilmente en solo un día y sin muchas prisas.

Para continuar el recorrido monumental, hay que dirigirse hacia el Castillo Viejo, una fortaleza medieval que ahora alberga el Museo de Bayona. Aquí, puedes aprender sobre la historia de la ciudad y su evolución a lo largo de los siglos.

Tradiciones, gastronomía y fiestas típicas

Bayona es sinónimo de tradición y cultura vasca y francesa. La ciudad es conocida por su ferviente celebración de fiestas y eventos culturales que atraen a visitantes de todo el mundo. Uno de los festivales más emblemáticos es la Feria de Bayona, que se celebra cada verano desde 1932. También en abril tiene lugar la Foire au Jambon entre el Carreau des Halles y la carpa de la explanada Roland Barthes.

En cuanto a historia con mayúsculas, Bayona ha sido escenario de uno de los capítulos más importantes de la España del siglo XIX: las Abdicaciones de Bayona. Es decir, las renuncias sucesivas de Carlos IV y su hijo Fernando VII al trono de España, en favor de Napoleón Bonaparte.

Esta ciudad del sur de Francia es famosa por su tradición chocolatera, tanto es así que la fabricación de chocolate ha sido un pilar de la economía local, además del turismo. Todavía hoy día la ciudad alberga numerosos chocolateros artesanales que continúan elaborando este dulce siguiendo las antiguas recetas familiares. Un paseo por las calles de Petit Bayonne permitirá al viajero descubrir y degustar algunas de las mejores creaciones chocolateras de Francia.

En cuanto a su gastronomía, mezcla entre francesa y vasca, la ciudad es famosa por su jamón, conocido como jambón de Bayonne, un producto con denominación de origen que se produce según métodos tradicionales. Los mercados locales, como el Mercado Les Halles, son un verdadero privilegio para para el disfrute sentidos. Aquí, los visitantes pueden encontrar una amplia variedad de productos frescos locales, desde mariscos hasta quesos y vinos locales.

Antes de almorzar, disfruta de un paseo a lo largo del Quai de la Nive. Las coloridas fachadas de las casas y los barcos atracados en el río ofrecen un paisaje pintoresco ideal para tomar fotografías.

Para el almuerzo, es muy recomendable cruzar el puente hacia Petit Bayonne, el barrio más bohemio de la ciudad. Aquí se pueden encontrar una gran variedad de restaurantes que ofrecen platos tradicionales vascos como la axoa, un estofado de ternera picante, o la pipérade, un guiso de pimientos, tomates y huevos.

Para finalizar el día, una parada tranquila y para todos los públicos es el Museo Vasco y de la Historia de Bayona, ubicado en una mansión del siglo XVII. Este museo ofrece una fascinante visión de la cultura y las tradiciones vascas, así como de la historia de Bayona. Las exhibiciones incluyen artefactos, trajes tradicionales y maquetas que ilustran la vida en la región a lo largo de los siglos.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso