Menú

15 consejos (mal contados) para hacer mejores fotos en la playa

1
No es que sea yo muy playero (¡viva el secano!) pero hasta sujetos de lo menos anfibios como un servidor acabamos pagando el peaje marino alguna vez durante el año y, hay que reconocerlo, la playa puede ser un lugar bastante bueno para sacar alguna de nuestras mejores fotos viajeras del año.

Para ello, y ahora que con la llegada de agosto casi todos nos veremos en el brete, harán bien en seguir algunos principios que, como ya les he comentado en otras ocasiones, pueden servir al menos para que nuestras imágenes se salgan un poco de lo ordinario y mejoren lo suficiente para que no aburramos a los amigos cuando se las enseñemos en septiembre.

Tras un buen rastreo de internet y basándome también en mi experiencia propia les propongo estos 15 consejos mal contados:

1. Busque un foco de interés
La playa es un entorno un tanto engañoso: la belleza del mar, su inmensidad, la luz sobre las olas... todo puede hacernos pensar que cualquier toma refleja eso, pero el resultado serán fotos vacías y un tanto aburridas. Busque focos de interés para sus imágenes, aspectos que ayuden a la mirada a entrar en ellas o puntos que sorprendan; "utilice" a las personas, los reflejos del agua, cualquier cosa que "llene" un poco su fotografía.


2. Elija bien las horas
Este consejo es válido para prácticamente cualquier género fotográfico que abordemos, pero todavía es más necesario en la playa, donde la luz de las horas centrales del día es todavía más dura y, podríamos decir, abrumadora. En definitiva, madrugue o espere a la tarde (lo primero será lo mejor en una playa orientada al este y lo segundo en una al oeste) y aproveche de la luz más cálida y las sombras alargadas, que pueden darle mucho juego a la hora de componer.

3. Atentos al horizonte
Si en cualquier fotografía hay que ser cuidadoso con que el horizonte no caiga hacia un lado todavía debemos ser lo más en el caso de las imágenes marinas, en las que el efecto es todavía más visible y queda aun peor. También será buena idea que tenga en cuenta la regla de los tres tercios.


4. Un mal día puede ser un buen día
Si lo que queremos es hacer buenas fotos debemos plantearnos ir a la playa en aquellos días en los que no iríamos a bañarnos o tomar el sol: los cielos tormentosos y las olas agresivas serán, sin duda, buenos elementos para nuestras imágenes.

5. Use el flash de relleno para los retratos
Excepto en las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde el flash de relleno será prácticamente imprescindible para evitar las duras sombras que la luz de un sol muy vertical provocará en sus fotografías. También puede usarse para lograr efectos interesantes en contraluces como el del ejemplo.


6. Fíjese en los detalles
Quizá unas rocas, el juego del agua con la arena o unos reflejos en el borde del mar sean imágenes interesantes y más "marinas" que las fotos habituales de grupo con las palas en la mano o de toda la familia debajo de la sombrilla.


7. Cuidado con la exposición
El mar y la arena son superficies reflectantes que despiden cantidades importantes de luz y que hacen más difícil el trabajo a los fotómetros de nuestras cámaras. Sean especialmente cuidadosos, comprueben como están siendo los resultados sobre la marcha si pueden y, si su cámara se lo permite, elijan la medición puntual si van a disparar hacia un elemento concreto. El las cámaras con diferentes programas suele haber uno especial para playa no olviden seleccionarlo.

8. ¡Hay que mojarse!
Uno de los mejores lugares de la playa es el espacio en el que el agua y las olas se encuentran, desde allí podrán jugar con interesantes reflejos, disparar hacia la arena y la gente y aprovecharse de interesantes posibilidades compositivas. No lo dude, hay que mojarse los pies, sus fotografías se lo agradecerán.


9. Cambie la perspectiva
La playa es uno de los lugares en los que más fotografías se sacan verano tras verano, así que es muy fácil repetirse y aburrirse. Cambie la perspectiva de sus fotos, fotografíe desde más arriba de lo habitual o desde más abajo y quizá ese "plano picado" resulte ser una foto buena y distinta.


10 a 14. Cuide de su cámara
Aunque no lo parezca la playa es un entorno especialmente agresivo para nuestras cámaras: agua (y salada para más inri), arena, polvo, mucho calor... Así que deberán ser especialmente cuidadosos con su equipo y es recomendable que tengan en cuenta algunos detalles como:

10 - Proteger las lentes con un filtro.
11 - Tener cuidado con las olas si está en el agua (esto parece una obviedad, pero les aseguro que es mejor tenerlo en mente.
12 - Protegerse de la arena y el viento a la hora de cambiar las ópticas si su cámara es una SRL.
13 - Guardar su cámara en un lugar estanco y a salvo de la arena.
14 - Procurar que su equipo no se vea expuesto a un calor excesivo (vamos, que no lo olvide al sol).

Y 15... bueno, ya les dije que estaban mal contados :-).

PD.: Todas las fotos son de un servidor.
1
comentarios
1 manuel, día

haber si el pais con ocupasiones como estas somos capases de poner en susitio aestos ladrones vividores que nos gobierna y a sus servidores que por 1200euos pierden el corazon

Herramientas