Menú

¿Son los "viajes de autor" el futuro de touroperadores y agencias?

4

Leo en los últimos días un par de noticias un tanto contradictorias sobre las agencias de viajes y la evolución de su negocio: por un lado Europa Press nos contaba que serán de los pocos sectores que cierren 2010 creciendo, del otro que sus ingresos en los primeros meses del año han caído casi un 8% entre enero y agosto.

En mi modesta opinión, más modesta todavía en este caso porque soy o trato de ser un buen viajero pero desde luego no soy experto en un sector tan complejo como el turismo, el futuro de las agencias de viajes se ha complicado mucho en los últimos años y por varias razones.

Por supuesto, la última ha sido la crisis económica: mientras viajar se había convertido en algo al alcance y que hacía casi todo el mundo, en la situación actual una importante parte de los españoles lo tiene más complicado: hay mucha gente que o bien está en paro o bien su pareja lo está o incluso puede que simplemente tema estarlo en breve y, por tanto, viajar no estará de dentro de sus más inmediatas prioridades o, si aún así lo está, serán mucho más cuidadosos con el coste.

Pero a largo plazo me parece todavía más importante la primera cosa que cambió la relación de las agencias de viaje con los viajeros: obviamente, la irrupción de internet, que nos permitía por primera vez que, si así lo deseábamos, nos pudiésemos organizar nuestros viajes desde la comodidad del hogar, incluyendo billetes de avión, reservas hoteleras...

La cosa significaba un cambio radical y, aunque obviamente no todo el mundo va a prescindir de las agencias por diversas razones (umbral tecnológico, confianza en el medio, necesidad de encontrar consejo o atención...), sí que la merma de clientes en un entorno tan duro y competitivo como el turismo parece que haga imprescindible replantearse el papel de las agencias y también el de los tour operadores.

Así, quizá las primeras tengan que especializarse más y, probablemente, conocer mucho mejor su producto (lo que probablemente es imposible sin lo primero) de forma que pueden aportar un valor que a algunos viajeros nos cuesta encontrar hoy en día o nos ha costado encontrar hasta ahora.

Y del mismo modo, los touroperadores también tendrán que agudizar el ingenio: el clásico viaje de vuelo chárter y hotel ya sólo satisface a un sector del público, cada día más pequeño, y hay que inventar cosas nuevas.

De hecho algunos lo están haciendo, como Barceló Viajes, que ha puesto en marcha ideas realmente curiosas, sobre todo su viaje de autor (y nunca mejor dicho)a Japón con Fernando Sánchez Dragó, aunque conociendo la expansiva personalidad del escritor casi podemos decir que será un viaje a Sánchez Dragó con Japón de fondo...

La idea me parece excelente: conocer un país tan diferente y exótico como el nipón de la mano de un personaje público interesante, que lo conoce más que bien y con una capacidad reconocida para explicarnos e introducirnos en la cultura del destino. Por supuesto, el viaje es de lujo, cuesta casi 5.000 euros y sólo hay 18 plazas, aunque estoy seguro de que se agotarán todas.

Espero que se les ocurran más experiencias similares, aunque se me hace difícil encontrar las personas adecuadas. Y a ustedes, ¿qué ciudad o país te gustaría conocer con quién? La primera propuesta que se me ocurre: el Nueva York de Paul Auster.

4
comentarios
1 luis, día

benidorm con alfredo landa

2 Gaspar, día

Nueva York de Paul Auster y con Paul Auster,uff!! qué lujo. Y visitar Japón,con Sánchez Dragó,debe ser una experiencia única.

3 Gaspar , día

Perdón, mi propuesta. Rotterdam con Rem Koolhaas. Enhorabuena D.Carmelo por el blog.

4 Clemente, día

Amigo Carmelo, estoy convencido de que la única manera de salir del pozo en que las empresas y los emprendedores innoven, ofrezcan valores que les distingan de la competencia, generen nuevas necesidades y las satisfagan... Y como viajero, a título personal, quiero disfrutar de experiencias que me llenen, se queden grabadas en mi memoria, y si recurro a un tercero, me tiene que dar algo que yo no sepa organizarme por mí mismo. El Nueva York de Paul Auster está muy bien, pero también lo estaría el de Elvira Lindo o el de Michael Bloomberg... Abrazos y felicidades por el blog.

Herramientas