Menú

Cómo iluminar más gastando menos

Es importante que aprovechemos todas las opciones disponibles para mantener nuestra casa bien iluminada.

2
Consejos de iluminación. | comedy_nose

Uno de los aspectos más importantes al decorar nuestra casa es la iluminación. Además de la luz natural, la luz artificial también juega un papel destacado a la hora de que, cuando cae la noche, nuestro hogar mantenga la luminosidad que tiene por el día y no vayamos dando tumbos a oscuras. Por eso, es importante que aprovechemos todas las opciones disponibles para mantener nuestra casa bien iluminada.

Una de las elecciones que mejor quedan es el uso de focos halógenos. Este tipo de iluminación se ha convertido en una de las más habituales en los últimos tiempos. Entre sus ventajas destaca que son relativamente fáciles de montar, quedan bien con prácticamente todos los estilos decorativos, muebles, colores de pared, etc. y nos permiten resaltar algún espacio o elemento que nos guste.

En el mercado encontramos dos tipos de halógenos, los encastrados y los que están sujetos a un carril. Los encastrados suelen utilizarse en falsos techos, lo que permite ocultar los cables y el transformador. Estos focos son fijos, por lo que hay que calcular bien la distancia que los separa para aprovechar al máximo la luz. Los halógenos sujetos a un carril tienen la ventaja de que pueden moverse, por lo que podremos dar una luminosidad mayor o menor a determinados puntos de la estancia donde estén. Son más sencillos de instalar, ya que solo se necesita colocar el carril y conectarlos a la corriente.

Las luces son importantes, pero los interruptores y su distribución son otro aspecto a tener en cuenta. Seguro que al acostarnos más de una vez nos hemos dado cuenta de que hemos olvidado apagar una luz; o en una habitación oscura no encontramos el interruptor. Lo primero se puede solucionar con interruptores conmutados, y lo segundo con interruptores luminosos.

Los interruptores conmutados permiten encender y apagar la luz desde diferentes puntos de la casa. A diferencia de los interruptores normales, los conmutados tienen tres bornes en vez de dos, y un cable actúa de puente uniendo el tercer borne. De esta manera, la luz se puede encender y apagar desde dos puntos, algo muy útil, por ejemplo, para apagar la luz desde la cama. También hay conmutados de cruzamiento, más complejos, que permiten tres o más puntos de encendido y apagado.

Finalmente, los interruptores luminosos nos ayudan a orientarnos en la oscuridad, porque, como su nombre bien indica, emanan una luz que nos ayuda a encontrarlos. Pero este tipo de interruptores no solo tienen función orientativa, sino que también les podemos encontrar una estética. Algunos, especialmente los pensados para las habitaciones de los niños, tienen varios dibujos; y otros nos indican si la estancia, por ejemplo el baño, está libre u ocupado.

Después de realizar alguna de estas instalaciones es posible que nos haya quedado algún cable a la vista. Esto, además de antiestético, puede resultar peligroso. Para evitarlo tenemos la posibilidad de esconderlos mediante canaletas, unos tubos de plástico que se pegan a la pared mediante clavos, masilla o cola. La canaleta cubre el espacio entre el lugar del que sale el cable y el enchufe; y también se pueden utilizar para esconder otros cables de electrodomésticos como la televisión o el teléfono.

En Chic

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La Sexta identifica y acosa a los votantes de VOX en el pueblo de Sánchez Gordillo
    2. Abascal pide al Supremo encarcelar a Torra y amenaza a Sánchez con una querella
    3. Un sector de los Mossos admite que el 21-D "la seguridad no está garantizada" y pide al Gobierno que "intervenga el cuerpo"
    4. Maroto premia la jubilación anticipada en la industria a costa de agravar el agujero de las pensiones
    5. Aviso de Margarita Robles a Torra junto a la cúpula militar: las Fuerzas Armadas "están para garantizar la libertad y la seguridad"
    0
    comentarios

    Servicios