Menú

'Costuras a flor de piel', un alegato contra el cáncer de mama

La exposición fotográfica, que muestra a supervivientes de cáncer de mama, estará abierta hasta finales de julio en la calle Recoletos nº1 de Madrid.

0
Es Sexo de Juguetes: El pelo como arma erótica Es Sexo

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La exposición fotográfica, que muestra a supervivientes de cáncer de mama, estará abierta hasta finales de julio en la calle Recoletos nº1 de Madrid.
Situado en la sala Cambio de Sentido, en la madrileña calle de recoletos. | Exposición.

El programa Es Sexo, presentado por Ayanta Barilli y Eva Guillamón, ha estado dividido en dos bloques. El primero de ellos, en continuación con este martes, se ha centrado en analizar el impacto que han tenido en la industria erótica las distintas tendencias sobre la sexualidad en referencia al vello corporal.

En el segundo bloque, Es Sexo ha querido detenerse en el drama del cáncer de mama. Bajo el nombre "Costuras a flor de piel", la exposición ubicada en la sala Cambio de Sentido -Calle Recoletos número 1- refleja a supervivientes de cáncer de mama. La sala inaugurada el pasado junio, en el Día Mundial de Supervivientes de Cáncer, estará abierta hasta final de julio. "Este proyecto empezó hace cinco años, pero por motivo de la crisis, no se pudieron realizar las fotografias", destaca Luisa Llorente, superviviente de cáncer de mama fotografiada en la exposición.

"Mi historia con el cáncer surge tres años después de quedarme viuda", cuenta Luisa. "El propio psicólogo que me atendió hizo referencia a que el propio shock fue quizá causa del desarrollo del cáncer", ya que "fue muy dura la muerte de mi marido a los 35 años, por culpa de un accidente a causa de un kamikaze".

Como cuenta la entrevistada, a pesar de cogerlo a tiempo, era cáncer. Tras sesiones de radiología, a los dos años, la enfermedad se extendió y tuvieron que extirpar la mama completa. Gracias a sus dos hijos, Luisa no se detuvo y salió adelante. "Mis hijos me necesitaban", alega.

Aquí no acaba la historia de la superviviente del cáncer. Luisa Llorente, tras siete años de la segunda vez que tuvo cáncer, detectaron un tercero. "El oncólogo no se lo creía. Vio una manchita sobre el pulmón en las pruebas". "En cuestión de dos meses ya tenían tres nódulos de cáncer", aseguraba Luisa. Tres cánceres en una vida es un caso abslutamente atípcio, culpa de "el alto nivel de estrógenos", alega. "Yo les decía: 'quitarme los ovarios", pero el médico la alertó que era imposible, ya que repercute en el resto del cuerpo.

Bajo su experiencia, la superviviente del cáncer no desaprovechó la oportunidad para aconsejar a toda la audiencia chequeos periódicos para poder detectar el cáncer a tiempo.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD