Menú

La historia de la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero: apareció en un número especial de 'El Mueble'

El casoplón apareció en un número especial de El Mueble dedicado a Las Mejores Casas de las Lectoras.

0
El casoplón apareció en un número especial de El Mueble dedicado a Las Mejores Casas de las Lectoras.

Desde que se hiciera pública la compra de Pablo Iglesias e Irene Montero de un gran casoplón en Galapagar han corrido ríos de tinta sobre la precaria situación que semejante decisión ha dejado a los líderes de Podemos.

Ahora, la revista de decoración El Mueble arroja nuevos datos técnicos y estéticos sobre la gran casa, que combina lo antiguo (como los materiales tradicionales) y lo moderno, con esa planta abierta y luminosa de una sola altura. Y es que, hace 14 años, la vivienda, que entonces apenas llevaba construida un par de años, fue objeto de análisis en la publicación, ya que fue elegida una de las casas preferidas de los lectores de la revista allá por el año 2004. De modo que la gran parcela de 2.000 metros, y la casa, de 220 (que será remodelada por los líderes morados) fue incluida en una edición especial dedicada íntegramente a las casas de las lectoras de la revista. Era el número 508 de la revista.

Aunque Iglesias y Montero se han esforzado en asegurar que el cambio a esta casa forma parte de su "proyecto de vida" ahora que esperan dos hijos, lo cierto es que la misma no fue pensada en absoluto para una familia: solo tiene dos habitaciones ya que los anteriores propietarios eran una pareja sin hijos.

villa-tinaja-int.jpg
Villa Tinaja | El Mueble/Instagram

Entre las reformas que están previstas en la construcción, diseñada en 2001 por el arquitecto José Ignacio Rubio, figura una puerta de seguridad nueva, una mano de pintura así como un cambio de ventanas. Gran parte de la pintura de las paredes y la disposición de los muebles permanecen, sin embargo, desde que la casa apareciese publicada en 2004. La piscina y el paisajismo fueron un proyecto de Aqua Stilo y presumiblemente los políticos de Podemos los mantendrán. Cabe señalar que la casa ha sido comprada sin muebles, de modo que tendrán que añadir los suyos.

De momento se desconoce si Iglesias y Montero mantendrán el que ha sido uno de los rasgos más distintivos de la obra, ese aspecto envejecido de manera premeditada a través del uso de madera de derribo y otros elementos de carpintería recuperada. "Rústico, colonial y clásico" fueron adjetivos elegidos por Ana, la lectora encargada de enviar las fotografías.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD