Menú

¿Sensual y feminista?

¿No se puede ser sexy y defender la igualdad de género? ¿Las feministas tienen que llevar pelos en los sobacos?

0
Ana Guerra en Amigas y conocidas | RTVE

¿No se puede pedir igualdad entre hombre y mujer y aparecer en traje de baño? ¿Las feministas tienen que llevar pelos en los sobacos? ¿No se puede ser sexy y defender la igualdad de género? ¿El empoderamiento de la mujer choca con la belleza de la misma? ¿Molesta ser guapo? ¿Fastidia ‘estar bueno’? ¿Si escuchamos reggaeton somos machistas? ¿Ofende regalar un piropo con educación? ¿Defendemos nuestros derechos mientras escondemos nuestro cuerpo detrás de burkas? ¿Y por qué, diantres, gran parte de las críticas hacia una mujer son elaboradas por otra mujer?

Analicemos con lógica aristotélica la siguiente situación. <Mujer A> es atacada por <mujer B> porque la <A> se considera feminista -o las letras de sus canciones- pero manifiesta no verbalmente lo orgullosa que está de su cuerpo -subiendo fotos en traje de baño en Instagram-. <Mujer B> no comprende cómo puedes ser feminista y enseñar fotos en bikini. Por tanto, ser feminista y subir fotos en una "pose sensual" es algo incompatible, según <mujer B>.

Ahora, añadamos nombres y profesiones. <Mujer A> es una cantante, Ana Guerra, finalista de la última edición de OT. Veinteañera, joven, guapa, millennial, es feliz, canta bien, le gusta su cuerpo y hace lo que le sale de los tacones sin ofender a nadie; <Mujer B> periodista profesional, y con una brillante carrera, Inés Ballester, presentadora de Amigas y Conocidas de TVE, un programa liderado por mujeres, todas defensoras de nuestros derechos.

Esta última, esta semana, en su programa no dudaba en preguntarle si era una contradicción que se la viera "bastante a menudo con bikini, saliendo del agua, enseñando cuerpo con estas letras feministas".

¡No comprendo nada! A ver, A ver. Vivimos en una completa saturación de marketing ideológico, en donde aparecen palabrejas tan extrañas del tipo de "heteropatriarcado" y demás términos indefinidos, ambiguos, rozando lo que podría ser un eufemismo.

Que si machista, que si feminista; feminazista por aquí, patriarcado por allá; y demás términos que ya empiezan a cansar en tanto en cuanto abandonan la verdadera lucha por la causa: que la mujer y los hombre tenemos los mismos derechos. Y no por ello la mujer debe tener más ventajas que el hombre. Pero tampoco al contrario como sí ha ocurrido en la historia de la humanidad.

Al final: muchas palabritas, montones de hashtag, etiquetas, esloganes... pero a la primera de cambio somos nostras las primeras en criticar a una mujer cuando algo nos incomoda.

Se puede exigir igualdad y abrazar la femineidad que es para algo es bonita, natural e inteligente.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios