Menú
Katy Mikhailova

De acciones y culo-coches

"La moda en julio viene revuelta, poco ha cambiado y el ser humano sigue siendo tan predecible como la Bolsa".

Katy Mikhailova
0
"La moda en julio viene revuelta, poco ha cambiado y el ser humano sigue siendo tan predecible como la Bolsa".
Los 'shorts shorts' de Tesla | Tesla

De los talibanes con los filtros belleza de Instagram, han llegado los que quieren aniquilar Tik Tok (la app de hacer el imbécil). Y es que al parecer esta app ejecuta, según Anonymous, una "operación masiva de espionaje". Hong Kong ya ha despedido la aplicación, y Estados Unidos amenaza con hacerlo también. Mientras tanto, en México la polémica de moda se debe a la indignación de los mexicanos con una bolsa de Zara que vale 22,95 euros. Bajo el original nombre 'Bolso Shopper Rayas' me pregunto qué mal hace a la humanidad que dicho saco refleje la estética cultural mexicana. La indignación se basa en atacar a la marca de "apropiarse de la cultura azteca" por sacar un bolso tradicional y artesanal a "esos precios", y yo lo que veo es un saco feo hasta rabiar. Entiendo el cabreo monumental con el presunto plagio (o inspiración) de Balenciaga de las bolsas azules de Ikea y cuyo precio de venta tenía 3 dígitos. Pero la frustración con este accesorio de la firma de Inditex es de difícil comprensión.

Y, entre polémicas, Tesla lanza unos shorts que se agotan en menos de cinco minutos. De satén y en rojo, en la parte trasera se aprecia un ‘S3XY’ serigrafiado en honor a los modelos de la firma. Bautizados como shorts shorts es una oda a la subida de las acciones de la firma durante el segundo semestres, superando cualquier expectativa. Fue el propio CEO, Elon Musk, quien anunciaba en Twitter el lanzamiento de este producto textil de edición limitada, que cuesta 69,420 dólares. Ese 420 se debe a la polémica de 2018, momento en el que las acciones de Tesla costaban dicha cantidad. La página en la que estaban a la venta se colpasó y se agotaron todas las tallas (desde la X hasta la XL) en cuestión de minutos. Estamos ante el nuevo fenómeno que llamo culo-coche. Y esto sólo acaba de empezar. Esta prenda es para Tesla, lo que los perfumes para Chanel, Loewe y otros. Lujo accessible. No tengo un tesla, pero mi culo viste su marca.

Hablando de acciones y moda, quienes deben de estar replanteándose la estrategia a seguir a partir de ahora son los directivos de la compañía británica de ecommerce Boohoo cuyas acciones caen un 23,4% debido a la noticia de las condiciones de trabajo de sus proveedores. Y es que el grupo británico (propietario de firmas como Coast) ya está siendo investigado. Los trabajadores de la compañía en Jaswal (India) cobran la mitad del salario mínimo de Reino Unido, descuidando además la higiene y seguridad, según informa The Sunday Times. Aunque la polémica se desata por las condiciones laborales de sus proveedores en el país, concretamente los de Leicester.

Con todo esto, concluimos que la moda en julio viene revuelta. Que poco ha cambiado y que el ser humano sigue siendo tan predecible como la Bolsa, sea la del Ibex o la del super. Para todo lo demás, Primark.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios