Menú

¿Por qué se ponen amarillas las uñas tras tiempo pintadas?

¿Tienes las uñas amarillas después de mucho tiempo de usar pintauñas? Este amarilleamiento puede deberse a varios motivos, tiene solución.

¿Tienes las uñas amarillas después de mucho tiempo de usar pintauñas? Este amarilleamiento puede deberse a varios motivos, tiene solución.
Manicurista quitando el esmalte de uñas permanente. | EFE

¿Se te han quedado las uñas amarillas después de haber llevado un esmalte durante un periodo prolongado de tiempo? No hay de que preocuparse, no eres ni la primera ni la última persona a la que le pasa. Al contrario, es algo que ocurre con más frecuencia de la que puedes llegar a creer.

La aparición de un tono amarillento en las uñas puede tener múltiples causas, algunas de ellas relacionadas con el contacto con determinados productos cosméticos. No obstante en otros casos, el tono amarillento de las uñas de manos o pies puede estar relacionado con problemas de salud, por lo que no está de más, si no identificamos ninguna causa de contacto o abuso de productos que causen las manchas, acudir a un médico para intentar clarificar los síntomas y poner remedio a posibles enfermedades o infecciones.

Causas de las uñas amarillentas

  • Uso de esmalte de uñas

La culpa la tiene una sustancia del esmalte llamada formaldehído o formol, que reacciona con la queratina de las uñas dejando manchas amarillentas en la superficie de la uña. Obviamente, si intentamos tapar las manchas con esmalte solo estaremos alimentando el problema, y más si para colmo de males usamos esmaltes de tonos oscuros, ya que sus pigmentos al parecer pueden intensificar el tono amarillento.

Una posible solución es no abusar de los esmaltes, ya que con el tiempo expuestas al aire, las cutículas de las uñas recuperan el color natural. También podemos buscarlos sin formaldehído, aunque esta modalidad no abunda, o bien usar una imprimación de base protectora transparente sobre la que aplicaremos el esmalte, una operación que requiere algo más de tiempo.

  • Carencia de vitaminas del grupo B

En general la avitaminosis puede tener como síntoma las uñas amarillas, pero estos síntomas son más evidentes cuando faltan las vitaminas del grupo B y en especial la biotina o B7. Se puede intentar paliar el problema tomando suplementos de biotina, pero lo que realmente indica esta falta de vitaminas es una alimentación pobre nutricionalmente, con pocos vegetales.

  • Abuso de suplementos de vitamina A

El abuso de suplementos de retinol o vitamina A puede tener como una de sus consecuencias que las uñas adquieran un color entre amarillento y anaranjado. El motivo es que la vitamina A puede presentarse en su forma de pigmento carotenoide, que es el que da el característico color naranja a tantas frutas y hortalizas. No obstante, el déficit de vitamina A también puede dar como síntoma las uñas amarillas.

  • Abuso de alimentos con betacaroteno

Alimentos como la zanahoria, la calabaza o las naranjas son muy ricos en betacaroteno, la provitamina A, que además ayuda a ponernos morenos cuando abunda a nivel plasmático por interacción dérmica con los rayos UVA del sol. El problema es que tanto nuestra piel como nuestras uñas adquirirán un ligero tomo entre amarillento y anaranjado.

  • Tabaquismo

En este caso el tono amarillento se produce por el efecto de la nicotina que impregna el humo del cigarro y que se posa sobre nuestras uñas a lo largo de los años. Se puede probar a tratar con bicarbonato o incluso zumo de limón, pero la mejor estrategia es dejar de fumar.

  • Infecciones por hongos

Es lo que se conoce como onicomicosis y son las capas de las uñas que se vuelven gruesas y amarillentas, con aspecto rugoso y desagradable visualmente. Se trata de hongos especializados en infectar la queratina de las uñas, especialmente las de los pies, aunque también se pueden dar en las manos, en especial en el dedo gordo en personas que tienen el trastorno de chuparse el dedo.

  • Inflamación de hígado

Este la causa más grave, ya que las uñas de un amarillo chillón de forma repentina puede indicar algún problema hepático, no necesariamente crónico, pero sí una infección de la gama de las hepatitis. Si además de las uñas tenemos amarillento del blanco del ojo, no dudemos en acudir al especialista.

Una vez ya conocemos las posibles razones que pueden estar detrás de que las uñas se queden amarillentas y hemos identificado que la causa que ha hecho que nuestras uñas se hayan quedado así es el esmalte, es entonces cuando tenemos que ver qué es lo que se puede hacer para evitar las uñas amarillas por esmalte.

Cómo evitar las uñas amarillas por esmalte

La cosa más sencilla para prevenir la aparición de ese tono amarillento una vez quitamos el esmalte es, antes de aplicar el esmalte, aplicar una base y dejarla secar durante unos minutos. Esto es porque con la base protegerás las uñas y, por lo tanto, el esmalte de las mismas. Cuando se seque la base, aplicamos el esmalte.

Otra de las opciones que recomiendan los especialistas, y que puede que no te guste tanto, es la de dejar a nuestras uñas descansar entre manicura y manicura. De esta forma, las uñas se airearán y recibirán la luz natural que necesitan para recuperar su tonalidad original. ¿Y si no hemos podido evitar que nuestras uñas se queden amarillas por esmalte?

Remedios caseros para las uñas amarillas

  • Zumo de limón

El limón es un producto natural con excelentes propiedades medicinales, entre las que destaca su propiedad blanqueante. Para blanquear nuestras uñas amarillas, lo que vamos a hacer es mezclar en un recipiente una taza de agua y una taza de zumo de medio limón.

Removemos la mezcla e introducimos las uñas en el recipiente durante cinco minutos. Extraemos las uñas del recipiente, las aclaramos con agua tibia y repetimos el mismo movimiento con las uñas de la otra mano.

  • Bicarbonato de sodio

Otro de los ingredientes que destaca por sus propiedades blanqueantes es el bicarbonato de sodio. Para blanquear nuestras uñas lo que haremos será mezclar bicarbonato de sodio con agua y crear una pasta o mezclar el bicarbonato de sodio con zumo de limón.

  • Peróxido de hidrógeno o agua oxigenada

El agua oxigenada, si se combina con bicarbonato de sodio, es una agente blanqueante que a veces se utiliza en la pasta de dientes. Además, es un buen quitamanchas, también para las uñas. Es capaz de penetrar en la uña y aclara el color del esmalte que ha quedado, como si fuese un decolorante. Primero, pon las uñas en agua durante 2 minutos y luego añade 3 ó 4 cucharadas de agua oxigenada al 3% a la solución y ten las uñas en remojo durante 2 minutos y límpialas con un cepillo de dientes. Repite este proceso una vez a la semana durante varios meses.

  • Pastillas para limpiar la dentadura

Dado que las pastillas para limpiar la dentadura tienen como ingredientes principales el bicarbonato de sodio y el ácido cítrico, ayudará a eliminar las manchas de las uñas amarillas. Disuelve dos o tres pastillas en un bol con agua tibia. Deja en remojo tus uñas durante 15 minutos y, luego, aplica crema hidratante. Repite este proceso dos o tres veces a la semana durante uno o dos meses.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad