Menú

¿Funciona el yoga facial para quitar arrugas y adelgazar?

Hacer ejercicio como el yoga es bueno para la salud pero, ¿También para la cara? El yoga facial está de moda, ¿Es efectivo?

Hacer ejercicio como el yoga es bueno para la salud pero, ¿También para la cara? El yoga facial está de moda, ¿Es efectivo?
TALASO&SPA: MASAJE FACIAL/MASSAGEHotel Costa Calero - Lanzarote | Flickr/CC0/Hotel Costa Calero - Thalasso & Spa

En la cara las personas tienen más de 30 músculos y también se pueden entrenar. Al igual que mucha gente va al gimnasio para ejercitarse y mantener un estilo de vida saludable, el rostro también necesita mantenerse firme. Para que no pierdan elasticidad y firmeza con el paso de los años, los músculos faciales también necesitan entrenarse y, a través del yoga facial, se busca estirarlos, tonificarlos y ponerlos en forma. Además, no sólo los tejidos musculares se ven beneficiados con el yoga facial sino que la piel del rostro se vuelve más rejuvenecida y elástica y, en consecuencia, se previenen las arrugas, la flacidez y las líneas de expresión. Pero, no hay que olvidarse del cuello, por ello es importante ejercitar los músculos faciales desde el cuello hasta la frente para poder obtener los resultados óptimos de tonificación de manera conjunta. Es decir, del mismo modo que se ejercitan las piernas o esculpen los glúteos para un tren inferior fuerte, se debe ejercitar globalmente todo el rostro para obtener un buen resultado.

¿Qué es el yoga facial?

Además de como método de control de las arrugas, el yoga facial sirve para mejorar el crecimiento personal y físico ya que en la cara hay muchos puntos de energía. Así, el yoga facial se trata de una disciplina que mejora el estado anímico y, consecuentemente, el físico también. Sus objetivos son mejorar el bienestar y la salud del cuello, el escote y el rostro gracias a una técnica que oxigena la piel y estimula la circulación sanguínea.

El yoga facial es una técnica basada en estiramientos que tonifican los músculos y los mantiene fuertes y elásticos. Esta práctica está dirigida a cualquier persona y a cualquier tipo de edad, solamente se necesitan unos minutos al día. Se encarga de relajar las tensiones que se acumulan en el rostro, por lo que es una técnica ideal para aumentar la autoestima y reducir el estrés que llevamos encima durante nuestro día a día.

¿Qué músculos se estimulan?

  • Los músculos frontales, que son los responsables de levantar las cejas
  • Los músculos cigomáticos mayor y menor, es decir, los músculos responsables de la sonrisa
  • El risorius o los músculos de las mejillas

Arrugas emocionales

Además de la gesticulación, la gestión emocional también modela la cara en uno u otro sentido, esto es porque las personas tienen 43 músculos en la cara y el cuello y todos intervienen a la hora de expresar las emociones. Pero no toda afectan igual. Las negativas, como la ira o la tristeza, son las que hacen envejecer, por ejemplo, el músculo depresor, situado alrededor de la boca, 'tira' del rostro hacia abajo cuando uno está triste o amargado y cuando una persona se siente preocupada o enfadada frunce el ceño. En cambio, al sonreír se elevan los pómulos, es por ello que, de manera, natural, el rostro adquiere la forma de V, típica de una cara joven.

Lo espectacular del método es que al mejorar la apariencia de la piel y el óvalo facial, también se trabaja la emoción. Si uno se ve con buena cara su cerebro asume que se encuentra bien y va a ser menos permeable a los pensamientos negativos. Tanto es así que los últimos estudios en Neurociencia avalan la importancia de la apariencia, aspecto y postura corporal para que el cerebro alimente o no un tipo de pensamiento.

Pero no hay que olvidar que cuando se gesticula uno va deformando los músculos y va creando arrugas. Pero gesticular es inevitable; es también una herramienta clave en la comunicación, por tanto, lo que se consigue con el yoga facial es desestructurar y recolocar el músculo en su soporte natural.

Ejercicios de yoga facial

Lo más recomendable es practicar ejercicios para la piel de tonificación y resistencia muscular que comienzan por el cuello y acaban a la frente, además, lo ideal es practicarlo 5 días a la semana por la mañana o por la noche antes de ir a dormir, 15 repeticiones por ejercicio y durante 15 minutos.

  • Ejercicios para mejillas y pómulos: Presionar los labios hacia dentro de la boca y poner los dedos índice en las comisuras presionando ligeramente hacia dentro y hacia fuera. Lo ideal es hacer una repetición de 10 veces.
  • Ejercicios para la zona de los ojos: hay que mover los ojos de izquierda a derecha y de derecha a izquierda. Cuando se acabe, hay que hacer lo mismo de arriba hacia abajo y viceversa. También es importante asegurarse de que solamente se mueven los ojos, pues la cara debe estar inmóvil durante toda la práctica.
  • Ejercicio para la frente: Poner los dedos en la frente y hacer un movimiento ligero hacia arriba de forma que los ojos se abran. Cuando se acabe, levantar las cejas sin formar ninguna arruga en la zona. Practicando este ejercicio la zona beneficiada es el tono muscular de tu frente.

Beneficios del yoga facial

  • Piel más rejuvenecida. Tras la práctica de manera constante del yoga facial, la piel del rostro se torna más flexible y elástica ganando firmeza. Por ejemplo, al entrenar los músculos de la zona del contorno de ojos se reduce la aparición de bolsas u ojeras.
  • Párpados más elevados. Al igual que si se entrenan las piernas se vuelven más fuertes y tersas, con el rostro sucede lo mismo: al entrenar los músculos del párpado, ganan masa muscular y se vuelven visiblemente más elevados.
  • Más relajados. Esta práctica requiere de concentración y respiración consciente, por lo que ayudará a relajarse y a disminuir el estrés o la ansiedad.
  • Mejora del estado global. El entrenamiento del rostro junto con el mantenimiento de una correcta alimentación y la práctica de ejercicio físico en el resto del cuerpo, mejoran el estado de salud.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro